Qué ver en As Pontes de García Rodríguez

Si hay algo que me gusta de viajar es romper prejuicios y cambiar ideas preconcebidas que la gente tiene sobre algunos lugares. Las preguntas más constantes cuando le dices a alguien que vas a As Pontes son: ¿pero qué hay que ver en As Pontes? ¿Tiene As Pontes algo que ver?

El pueblo que arrastra el estigma de su central térmica lleva años esperando a ser descubierto y visto de otro modo. La central térmica sigue ahí, nadie va a cerrarte los ojos, pero un pueblo, un municipio, no es una chimenea. Y en As Pontes hay mucho que ver más allá de su central.

Caballero García Rodríguez
El caballero García Rodríguez, que da nombre a la villa

As Pontes de García Rodríguez y su estigma

As Pontes es el municipio más extenso de la provincia de A Coruña. Sin embargo, arrastra el estigma desde siempre. La bestial mina de lignito en funcionamiento desde 1942 y la posterior incorporación de la central térmica y sus chimeneas en los años 70, fueron la mezcla perfecta de prejuicios para acelerar este estigma.

Qué ver en As Pontes de García Rodríguez
La chimenea más alta de la central de As Pontes, al atardecer

Pero lo mejor de los prejuicios es poderlos romper. Las calles cuidadas, aderezadas con los colores de sus más de 40 murales. Las cascadas, el paseo a la ribera del Eume, la desconocida zona vieja, el lago que cubre la antigua mina…

As Pontes de García Rodríguez es naturaleza, patrimonio, historia, gastronomia… Hay mucho que ver en As Pontes, y merece la pena descubrirlo. Así que te lo voy a mostrar.

➣➣ Artículos generales de Galicia

Breve historia de As Pontes

Con más de 200 túmulos funerarios hallados en los alrededores, no queda duda del pasado de As Pontes, que se remonta a la prehistoria. Vestigios castreños o romanos, como el puente sobre el río Chamoselo, junto a la historia medieval de la villa, consolidan su importancia estratégica a lo largo de la historia.

De hecho, anteriormente As Pontes era conocida como As Pontes do Eume, y cambió su nombre en el siglo XIV, momento en que Enrique II de Castilla otorgó el señorío de la villa de As Pontes al caballero García Rodríguez de Valcárcel. Fue el pago por haberlo rescatado de la prisión en la que estaba.

Casco viejo, As Pontes de García Rodríguez
Casas de A Vila, el barrio antiguo de As Pontes de García Rodríguez

As Pontes tiene, además de puentes, caminos. Hay constancia histórica del paso de una vía de arrieros que iba de norte a sur, desde Estaca de Bares hasta Guitiriz. Y otra de este a oeste, que se atribuye al Camino de Santiago, dado que la villa contaba con un hospital de peregrinos y en un libro de defunciones se ha encontrado testimonio del enterramiento de un peregrino francés en el siglo XVIII.

Y junto a los puentes y caminos, las leyendas, siempre. Como la del río Eume y sus temidas muertes anuales:

La leyenda habla de tres ríos materializados en forma de tres hermanas: Eume, Sor y Landro, que bajaban de la Serra do Xistral. Dios les dice que la primera que llegue al mar le dará la vida a un hombre cada año. Así que salen en una carrera pero acuerdan que por la noche se puede parar para a descansar. Sin embargo, Eume ve que sus hermanas no han cumplido, por lo que se enfada y toma la vía rápida atravesando las Fragas para llegar antes y creando lo que ahora conocemos como As Fragas do Eume. Desde entonces, en lugar de dar vida, cada año muere un hombre en el Eume. Y si no, al año siguiente mueren dos.

Qué ver en As Pontes de García Rodríguez
El río Eume y las cascadas Feiticeiras, en la Ruta da Ribeira de As Pontes

Qué ver en As Pontes: ruta de arte urbano

Desde su primera edición en 2017, As Pontes EnPezas se ha consolidado como uno de los festivales de arte urbano más representativos de Galicia, donde artistas locales se codean con artistas de relevancia internacional.

Este proyecto de transformación ambiental pretende representar la suma de cada pieza, de cada vecino, de cada aporte al cambio colectivo. En la web de EnPezas (tienes el enlace en el párrafo anterior) hay un mapa guiado para hacer el recorrido por los murales, aunque me gustaría aquí detenerme en algunos de ellos.

En Pezas, mural de As Pontes de García Rodríguez
Mamed Casanova, o derradeiro bandoleiro – Mural de As Pontes
  • As Feiras, de Lucía Escrigas, es un canto a As Pontes, a su pasado rural y a las ferias que tradicionalmente se celebraban para vender verduras y ganado.
  • A Rapaza Durminte, de Lula Goce: rinde tributo a una nueva vecina imaginaria que tras mucho viajar, encontró un sitio en el que quedarse a dormir y nunca más se fue.
  • Lady Falcón, Yoseba MP: esta obra forma parte de la serie “Fenómenas do Rural”, y como las demás, habla de abuelas del rural inolvidables, como Carmen, cuya vida estuvo desde siempre ligada a la depuradora.
  • Mulleres, es un proyecto que parte del CIM (centro de información a la mujer), en el que participan vecinas desconocidas entre sí, de diferentes edades. Hecho por mujeres, para mujeres, representando las etapas de la vida femenina, sus luchas, sus miedos y también su fuerza y sus batallas.
  • Daquela As Pontes, de Sekone: tras la recopilación previa de material fotográfico, la pieza deja ver un mural que habla de los vecinos de As Pontes, sus memorias y sus vidas.
  • Mamed Casanova, o derradeiro bandoleiro, de Nove Noel: un retrato de la historia y desventuras del bandolero Toribio, recordado por ser uno de los bandidos más célebres en España.

Qué ver en As Pontes de García Rodríguez: A Vila

Cambiando completamente de tercio, pasamos del arte contemporáneo a la historia antigua de As Pontes de García Rodríguez. A Vila es el casco viejo de As Pontes.

Allí se puede pasear entre casas tradicionales y celebrar en el mes de septiembre Cita coa Historia, un evento que rinde homenaje a la desconocida historia del municipio. Parar en la Plaza Real, delante de la iglesia de Santa María, y por supuesto, cruzar el puente dos Ferros, un puente medieval trazado sobre un antiguo puente romano.

Qué ver en As Pontes de García Rodríguez
Iglesia de A Vila

Frente al puente se encuentra un molino con otro mural, en este caso dedicado a los torneros. Y por supuesto, cita ineludible en A Vila es el Museo Etnográfico. Uno de los lugares que ver en As Pontes sí o sí.

✍ Si quieres quedarte en As Pontes, puedes revisar aquí el listado de alojamientos disponibles.

Museo etnográfico

José María, el fundador del museo, comenzó su andadura en el curso 84-85, arrancando su proyecto en el propio colegio en el que enseñaba, el Monte Caxado. En 2019 el museo se trasladó a su ubicación actual, donde cuenta con objetos cedidos por los vecinos, y que, organizados por categorías, cuentan la historia de As Pontes.

El museo recrea desde una antigua aula de escuela hasta la vida de los zapateros. Pero también guarda trajes tradicionales, objetos de uso cotidiano ya caídos en desuso…

Museo Etnográfico en As Pontes
Libros de la antigua escuela

Entre las cosas que más llamaron mi atención se encuentra el ejemplar del Faro de Vigo, del que tienen el número 1, los baúles de aquellos habaneros que habían emigrado a Cuba y la colección de zocas de mujer. Por supuesto, destacar el inmenso archivo fotográfico que retrata a la gente, la historia industrialque incluye preciosas postales.

La entrada al museo es gratuita y está abierto de 18:00 – 19:30 de martes a viernes y de 11:30 – 13:00 los sábados, domingos y festivos.

Museo etnográfico en As Pontes
Las postales que se recibían de Sudamérica

Otros sitios que ver en As Pontes de García Rodríguez

Dentro del casco urbano, merece la pena dar una vuelta por el parque que se encuentra delante del ayuntamiento, y que era el antiguo campo de la feria.

La Plaza de América, por su parte, preside el colegio al que antiguamente asistían los hijos de los emigrantes que se había ido a hacer las Américas. Es donde se celebra el mercado de los sábados, así como el 1 y el 15 de cada mes. Popularmente, por su color, se la conoce como Plaza Roja.

Qué ver en As Pontes de García Rodríguez
Plaza Roja de As Pontes

También tiene encanto el Parque de Vila de Lesneven, donde se erige un tótem de piedra dedicado al promotor del hermanamiento con este pueblo de la Bretaña Francesa. Precisamente, otro mural que deja constancia de esto, es el muestra la barriga de dos mujeres embarazadas, recreadas con fotos de carné de vecinos de ambas poblaciones: dous pobos, unha mesma nai.

Qué ver en As Pontes de García Rodríguez
Antigua plaza de la feria, hoy parque frente al ayuntamiento

Senda da Ribeira y A Fraga

Desde A Vila, la zona vieja, parte la Senda da Ribeira. Comienza en la pasarela que une el Puente dos Ferros y el Puente Isabel II y desde ahí se desliza 3 kilómetros al lado del río Eume, hasta alcanzar la popular Fraga (un bosque con fiesta anual de interés turístico y trayectoria de más de 100 años). También se pasa al lado de varios molinos y de la cascada de As Feiticeiras. El camino continúa hasta alcanzar el embalse de la Ribeira.

Qué ver en As Pontes de García Rodríguez
Senda da Ribeira

¿Sabías que el fundador de Estrella Galicia, José María Rivera, era natural de As Pontes? A lo largo de esta senda te encontrarás con su escultura.

Casi al comienzo del recorrido, otro mural nos espera. En este caso es el de Miguel Peralta: A galiña e os pitiños de ouro. Cuenta la historia de las Pléyades que marcan el inicio de la época de las cosechas. También aparece la moura (ser mitológico gallego) que en la noche de San Juan aparece con sus pollitos. Es curioso además que la plaza sobre la que se alza el mural es un antiguo cementerio.

Qué ver en As Pontes: Lago y memoria

El Lago de As Pontes es uno de los lagos artificiales más grandes de Europa. Pero para entender su verdadera magnitud conviene comprender su historia. Ese lago es la mole de agua que cubre la mina a cielo abierto más grande de España, donde se extrajo carbón hasta los años 90, generando más del 5% de la energía usada en el país.

Lago de As Pontes de García Rodríguez
El lago de As Pontes, en la actualidad, con la playa fluvial

La existencia de esta mina trajo riqueza a la comarca en una época de posguerra en la que la vida no era fácil. A comienzos del siglo XX la extracción del carbón se hacía con pico y pala. No fue hasta los años 40 cuando se comenzó a explotar para la fabricación de energía por la Empresa Nacional Calvo Sotelo. A partir de los años 50 se incorporaron máquinas excavadoras y en los 70 es ENDESA quien comienza la explotación de la mina a gran escala instalando la conocida central térmica.

Central térmica As Pontes
La central térmica, que planifica cesar su actividad de forma definitiva en julio de 2021

En los 90 se detuvo la explotación de la mina, quedando en funcionamiento solamente la central térmica. El enorme agujero con 60 años de excavaciones a sus espaldas, se cubrió de agua. Cuatro años más tarde, lo que hasta entonces había sido polvo y destrucción se convirtió en uno de los lagos más espectaculares que he visto.

El lago, en números:

  • 8’65 km de superficie.
  • 5 km de longitud máxima.
  • 2’3 km de anchura máxima.
  • Más de 200 metros de profundidad en algunos puntos.
  • 547 millones de litros de agua potable en 4 años de llenado.
Lago de As Pontes de García Rodríguez
La rotopala, en la Senda de la Memoria

Senda de la Memoria y playa

No hay que olvidar el pasado del lago ni lo que fue. Y ese es uno de los cometidos de la Senda de la Memoria, que a lo largo de más de 20 kilómetros recorre el perímetro del lago y está preparada para recorrer a pie o en bicicleta. Falta aún por abrir uno de los laterales del paseo, pero mientras camina, uno se plantea si el color turquesa del agua es real.

Lago de As Pontes de García Rodríguez
Un arroyo, desembocando en el lago de As Pontes

Recorrer la Senda de la Memoria es recorrer la historia de lo que este agujero cubierto de agua significó para As Pontes. El pasado y presente se combinan en un lugar donde la vieja rotopala que arrancaba el carbón descansa ahora mientras la vegetación quiere absorberla.

La vida ha vuelto a brotar en todo el terreno y los alrededores y en la actualidad cuenta con una playa de casi 500 metros de largo con bandera azul, donde se puede practicar vela o piragüismo.

Tiene además zona de picnic y parking de autocaravanas y es el lugar que acoge el Northwest Triman, un triatlón distancia Ironman en Galicia. Además, cuenta con un club para hacer vela y kayak.

Lago de As Pontes de García Rodríguez
Practicando vela en el lago de As Pontes

Gastronomía pontesa y dónde comer en As Pontes

As Pontes puede presumir también de sus tradiciones gastronómicas, reflejadas en forma de fiestas como la de las setas en el mes de noviembre, la fiesta de los grelos en invierno o la fiesta del queso y la miel, en octubre.

Esta riqueza culinaria permite celebrar eventos como la Outonía, que en otoño junta los descuentos en los comercios con la oferta hostelera de tapas basadas en un ingrediente protagonista: el queso del Eume. O Saborea As Pontes, otra iniciativa en formato de concurso de tapas que pretende poner en valor los productos de la zona.

Los dulces ponteses

Si los grelos, las setas o el queso hacen las delicias de los visitantes, no se pueden pasar por alto los dulces típicos. Los mantecados abanderan la escena. Los de Hermanos Díaz se elaboran con la misma receta tradicional desde 1933.

De forma artesana y manual, con manteca de las queserías del Eume, huevos, azúcar y harina de proximidad. Una receta que generación tras generación prepara en torno a 200 docenas de mantecados a la semana.

Los polvorones, cuya receta distan mucho del tradicional polvorón de Estepa, son otro de los postres más demandados, junto a la tarta pontesa de hojaldre.

Mantecados ponteses
Polvorones (izquierda), tarta pontesa (centro) y mantecados (derecha)

Dónde comer en As Pontes de García Rodríguez

En el municipio sobran lugares para comer bien. Yo hablaré aquí de los que probé, pero ni mucho menos quiere decir esto que sean los únicos ni los mejores restaurantes.

  • Restaurante Puxigo: es un restaurante tradicional en funcionamiento desde 1982, emplazado en la antigua casa familiar rehabilitada. En el origen el punto fuerte del local eran los vinos de toda Galicia, aunque en la actualidad están especializados en setas y freixós a la piedra (un plato parecido a las filloas, pero elaborado con caldo de carne). El dueño es un experto en micología pero también guarda esa silenciosa sabiduría de quien ha escuchado más que hablado a lo largo de su vida.
  • De la Piccola: un lugar moderno con una cuidada decoración, especializado en pastas y pizzas. Muy recomendable el poke de salmón y el risotto con trufa y gambas.
Restaurantes en As Pontes
Restaurante De La Piccola
  • Cafetería Venus: es donde tomamos el desayuno y la verdad es que tienen una buena oferta de desayunos, aunque reconozco que me quedé con ganas de probar el Mama Cakes Café, especializado en tartas y café con una pinta deliciosa, pero que el domingo no abre demasiado temprano.
  • La Segunda Cueva sirvió de maravilla para vermutear y tomar una tapita.
Deliciosa tapa con queso del Eume en La Segunda Cueva

Aunque, para que negarlo. Lo mejor de As Pontes son los “bicos”. Porque en As Pontes los bicos… ¡están muy ricos!

Mural de As Pontes
Mural de As Pontes con el banco dos bicos (banco de los besos)

Qué ver en los alrededores de As Pontes

Más allá de la zona urbana de As Pontes hay múltiples atractivos, como las rutas que se pueden hacer hasta las Cascadas de Somede o la Cascadas Bermui. ¡

Por su parte, la Asociación Casa do Mel en Goente, ofrece otra experiencia inolvidable. Con más de 300 socios en toda Galicia, se ha convertido en punto de referencia para nuevos apicultores, ofreciendo asesoramiento y formación constante.

Qué ver en As Pontes de García Rodríguez: cascadas
Cascadas de Somede

En la antigua escombrera de la mina, reconvertida gracias a los estudios de rehabilitación de biólogos y técnicos, la flora y fauna autóctonas han tomado el protagonismo. Por ella se desliza la api-ruta, una ruta de 9 km para aprender el proceso de elaboración de la miel y poner en valor el trabajo del apicultor. Esta ruta solamente se puede hacer contactando antes con la Casa do Mel.

No hay que olvidarse tampoco de visitar el Embalse del Eume y las vistas el cañón, ya que parte del Parque Natural As Fragas do Eume, uno de los más visitados de Galicia, discurre por este municipio.

Embalse del Eume
Embalse del Eume

Las aldeas, las memorias… Hay mucho que ver en los alrededores de As Pontes y que todavía me falta por descubrir. Aunque sin duda, uno de los sitios que me despertaron mayor curiosidade es el cementerio de San Pedro de Eume, donde las tumbas antiguas están cubiertas con conchas.

Cementerio de San Pedro de Eume: Qué ver en As Pontes de García Rodríguez
Cementerio de San Pedro de Eume

Aunque en la actualidad ya no se practica esta forma de enterramiento, nadie ha sabido dar respuesta a las preguntas que despierta este peculiar cementerio. Ni cronistas, ni historiadores, ni vecinos. “Esto siempre estuvo así”.

Es la magia de las aldeas.

ARTÍCULOS DE GALICIA POR PROVINCIAS

Aquí finaliza el recorrido por la historia y los lugares que ver en As Pontes de García Rodríguez. Soy consciente de que me quedan muchos lugares por conocer, lo cual me despierta ganas de volver pronto. Me hubiese gustado incluir fotos de absolutamente todo, pero se volvería demasiado extenso el artículo. ¡Espero que te guste!