Qué ver en Trazo, la puerta norte de Santiago

Trazo, la puerta norte de Compostela, aguarda paciente la llegada de visitantes que se animen a salir de las rutas habituales.

Tuvo que cambiar el mundo para descubrir lo que teníamos cerca. A veces no somos conscientes de las cosas que hay a nuestro alrededor. Trazo, uno de los ayuntamientos vecinos de Santiago de Compostela fue también un lugar completamente nuevo para mí.

Si vas a cruzar esa puerta norte… puedes leer aquí qué ver en Santiago de Compostela.

Qué ver en Trazo
Iglesia de Santa María de Chaián, en Trazo

Sus iglesias guardan historias y particularidades. Romerías y celebraciones. Sus innumerables ríos esperan con molinos y batanes. Los robles, por su parte, dan sombra a un paisaje lleno de llanuras de pasto verdes. Trazo es un municipio principalmente rural que merece ser descubierto. Piedras milagrosas con leyendas. Cuevas en las que una vez vivieron “mouros”. Y sendas que recorrer en soledad.

Si buscas pasar unos días por viejos caminos, fuera de la dinámica de las ciudades, acompáñame. Hay mucho que ver en Trazo y te lo quiero mostrar.

Qué ver en Trazo
Muiño de Salgueira, un molino muy singular en Trazo

Mapa de sitios que ver en Trazo: trazo a trazo

El puente Albar, situado sobre el emblemático río Tambre, conecta Trazo con Santiago de Compostela. Conecta a su vez, siglos de historia, de importantes rutas que, desde el norte, daban paso a a la capital de Galicia. Trazo a trazo dibujamos este mapa con los lugares principales que ver en Trazo:

Qué ver en Trazo, patrimonio material e inmaterial

Trazo es iglesias, historia, leyendas, prados verdes, bosques, ríos. Pero Trazo es también sus vecinos. Porque sin los vecinos, las parroquias no existen. Sin nadie que las cuente, las historias se pierden. Por esa razón, merece la pena detenerse en lugares así, para aprender de quienes llevan toda la vida amando una tierra que otros jamás han pisado.

De historias y leyendas

En Trazo hay algunos lugares que hay que visitar por aquello que representan, porque forman parte de la tradición oral y la memoria de sus habitantes. Son sitios como la Pedra Faladora, una enorme roca que vista de frente parece abrir su boca gritando al cielo. No son pocos los que indican que antiguamente, cuando la vegetación era distinta, aquella boca respondía a los gritos de los vecinos con un eco ensordecedor.

Pedra Faladora, Trazo
Pedra Faladora

No lejos de allí, aguarda la Cova dos Mouros, casi oculta entre rocas de un porte descomunal. Uno se desliza dentro y en el interior, quizás como aquellos legendarios mouros, puede ponerse de pie y permanecer oculto.

Más leyendas milagrosas esperan al sur del municipio, en la fuente de la Ermida de Augas Santas. Allí, desde que la memoria alcanza a recordar, los vecinos de Trazo acuden en busca de remedio para sus males. Según la leyenda, hay que mojar un paño en la fuente, pasarlo por la zona que presenta dolor y ponerlo a secar cerca de la fuente. Cuando esté seco, el mal habrá desaparecido.

Pero éste no es el único sitio en Trazo que alivia dolores. Próxima a la iglesia de Santa Eufemia hay otra fuente (Fuente de la Santa) y a escasos metros de la fuente, otra piedra, Pedra dos Cadrís (piedra del cuadril), permite el apoyo completo del cuerpo, encajado en su cavidad, y cura, o eso cuentan, el dolor en la zona baja de la espalda cuando los riñones acaban con uno.

Qué ver en Trazo: patrimonio religioso

Si bien Trazo es un compendio de pequeñas aldeas y parroquias que salpican una extensa zona de pradera y explotaciones agrarias, uno de los reclamos principales del ayuntamiento son sin duda sus iglesias y ermitas, algunas de ellas especialmente llamativas y singulares.

Iglesia de Santa María de Restande

Esta es una de las iglesias más singulares de Trazo a nivel arquitectónico. La espadaña de esta iglesia presenta un balcón que la rodea, algo que no se encuentra fácilmente en Galicia. Pero el interior no es menos llamativo, con una colorida ornamentación, y donde se encuentra enterrado Don Alfonso Alborxa Escudero, constructor en el siglo XV de la torre de defensa que posteriormente se convertiría en el Pazo de Vilacoba.

Qué ver en Trazo
Iglesia de Santa María de Restande

Este pazo se encuentra en las inmediaciones y a día de hoy sigue habitado. Destaca por su balconada y el escudo de armas que deja constancia de las familias que allí habitaron. Del mismo modo, en la parte trasera guarda un precioso hórreo y un palomar en perfecto estado de conservación. Puedes leer más sobre él aquí.

Pazo de Vilacoba
Pazo de Lestrobe

Iglesia de San Cristovo de Xavestre

Esta iglesia es de estilo barroco, construida en el siglo XVII. En el mismo terreno, se encuentran un bonito palomar, el cementerio y un cruceiro. Pero lo más llamativo de esta iglesia es la devoción y el cariño que sus vecinos le profesan.

“En esa iglesia me bauticé, hice la comunión y me casé. Tengo parte de mí en ese cementerio”

Lo que me contó Manola, una vecina de Trazo
Qué ver en Trazo

Iglesia de Santa Eufemia y San Mateo de Vilouchada, una catedral singular

Una iglesia. Dos confesionarios y dos púlpitos. Dos santos. Dos Romerías: la de Santa Eufemia (16 septiembre) y la de San Mateo (21 septiembre). Pero además, esta iglesia de Trazo es una catedral sin serlo.

Si bien Galicia cuenta con cinco catedrales oficiales en Lugo, Tui, Mondoñedo, Ourense y Santiago de Compostela, con frecuencia las tradición no entienden de normativas. Así, esta iglesia de Santa Eufemia se consagra extraoficialmente, junto a la iglesia de San Xulián de Lardeiros (en O Pino), como catedral.

Catedral de la Montaña en Trazo
Iglesia de Santa Eufemia y San Mateo de Vilouchada, en Trazo

Ambas iglesias son conocidas como catedral de la montaña, un sobrenombre que les viene por sus grandes dimensiones para el lugar en el que se encuentran, a pesar de no tener un obispo que allí habite.

Además de ser considerada catedral, la iglesia presenta otros atractivos, como los petos artísticos, dedicados a recoger limosnas de devotos y la colosal hucha del trigo, con capacidad para más de 500 ferrados del cereal (un ferrado en Galicia equivale a 500 metros cuadrados).

Completa el conjunto una peculiar cúpula que recuerda a la de las iglesias ortodoxas y que fue colocada hace ochenta años para brindar más luz en el interior de la iglesia.

Iglesia de San Mamede de Berreo

Otra singular iglesia que ver en Trazo es la de San Mamede. Construida en el siglo XVIII destaca por su sencillez, a la que brinda color una puerta roja, y por la llamativa curiosidad de tener su campanario exento, aislado del resto del conjunto de la iglesia.

Qué ver en Trazo
Iglesia de San Mamede de Berreo, Trazo, con su campanario exento

Otras iglesias que ver en Trazo

Además de las ya mencionadas, merece la pena acercarse a visitar la Iglesia de Santa María de Chaián, con una casa rectoral recién rehabilitada. También, la iglesia de Santa María de Trazo. Y la de San Martiño de Monzo, que era la más antigua del municipio pero que fue víctima de un incendio en los años 50.

Senderismo y naturaleza en Trazo

Dejando de lado el patrimonio religioso y retornando a los enclaves naturales, Trazo es un lugar para deleitarse, entre bosques de robles y remansos frescos a las orillas de sus ríos.

Uno de esos lugares para sentirse aislado del mundo y que planifica ya su rehabilitación y acondicionamiento es la Presa de Lestrobe. Un molino abandonado azuzado por vegetación salvaje y el agua cayendo en pequeñas cascadas dejan a la imaginación volar a lo que pareciese propio de Tomb Raider.

Qué ver en Trazo
Presa de Lestrobe

Sin embargo, el lugar más emblemático y conocido de Trazo es la Playa Fluvial de Chaián. No son pocos los vecinos de Santiago que se acercan en temporada estival a este lugar que a orillas del Tambre permite bañarse y pasar días en familia en la carballeira, un precioso bosque de robles.

Uno podría pensar que las familias celebran con música de fondo: “Y hay que ser torero, poner el alma en el ruedo…” Porque a todos los que llegamos por primera vez a esta área recreativa nos resulta inevitable no conectarla con el artista latino Chayanne.

Allí mismo, donde podría aparecer bailando el puertorriqueño, donde ahora se encuentra el puente que conecta Santiago y Trazo, antiguamente era necesario cruzar con barcas.

Mi abuelo siempre me contaba la historia. En esta zona, aquí amarraba su barca para cruzar el río. Era la única manera que había de llegar a Santiago desde aquí.

Es lo que me cuenta Darío, cuyos abuelos nacieron en Trazo

Y es justamente él, Darío, nieto de esos abuelos que se criaron a orillas del Tambre, quien se ha involucrado de forma personal en darle vida a este municipio y poner en valor el exquisito patrimonio con el que cuenta.

Playa fluvial de Chaián
Carballeira de Chaián, al lado del Tambre

Ruta de senderismo en Trazo

Es desde Chaián desde donde partirá la ruta de senderismo que se prevé que este verano esté habilitada en Trazo. A lo largo de unos 19 kilómetros de recorrido lineal, se recorre la orilla del Tambre primero. La primera parte de la senda, sencilla, va desde la playa fluvial de Chaián hasta Ponte Albar.

Una vez superado el puente y tras serpentear un poco más a la ribera del río, comienza el ascenso, que poco a poco va dejando lugar a las vistas desde la montaña. Se observa el cañón del Tambre, enclavado, y se continúa el camino hasta volver a descender para encontrar una joya etnográfica: el Muiño de Salgueira.

Senderismo Trazo
Vistas del cañón del Tambre

Este molino es particular porque además de usarse para la molienda, guardaba en su interior alacenas para abejas que servían para producir miel y también, cera que posteriormente se transformada en candelas. Ahora abandonados, casi olvidados, estos molinos fueron sin embargo en su tiempo, lugares concurridos y llenos de vida. Testigos de secretos y tradiciones.

Qué ver en Trazo
Interior del muiño de Salgueira, con sus alacenas para abejas

Un pueblo que no conserva su cultura es un pueblo a la deriva, desnudo.

Carmen Toba, que habla en este artículo (en gallego) de los detalles particulares de este molino

Continúa la ruta a través de trazos que se deslizan entre montañas y cambia de río, esta vez para discurrir al lado del Chonia, donde otro grupo de molinos olvidados esperan visitantes. Son batanes. Máquinas hidráulicas que a través de mazos de madera, servían para golpear tejidos hasta compactarlos. Los Batanes de Oa constituyen casi el final de ruta. Pero faltará aún pasear por la aldea de Tarrío y hacer meta en la iglesia de San Cristovo de Xavestre.

Dónde dormir en Trazo

Para quien quiera desconectar del mundo en Trazo, el ayuntamiento cuenta con cinco alojamientos:

  • Casa Rosinda: esta casa rural cuenta con habitaciones y un restaurante famoso por sus menús del día y sus chuletones. Puedes ver más en su web.
  • A Casa da Escola: es una casa rural de alquiler completo. Puedes verla aquí.
  • Otra casa rural que puedes ver aquí es la Casa da Pepa.
  • Casa de Piñeiro y Fonte do Barro: son de los mismos propietarios. Ambas se alquilan completas, con capacidad para ocho personas y cuentan con jardín, piscina y jacuzzi. Puedes verlas aquí.
Casa Rosinda, Trazo
Casa Rosinda, Trazo

Dónde comer en Trazo

En Trazo se come muy bien. No he probado todos los restaurantes pero aquí te dejo algunos que sí que conozco:

  • Casa Rosinda: excelente menú del día y servicio por 10€ por persona. Trato excepcional y un lugar que enamora – será que Trazo tiene alma latina – al mismísimo Carlos Baute, que hace escala en Casa Rosinda cuando viene por estos lares.
  • Pizzería J. Noya: abierta viernes, sábado y domingo. Pizza artesana horno de leña.
  • Taberna do Mestre – CASA NOYA: muy bueno también el menú del día.
  • Mesón O Mestre: menú del día con platos tradicionales a 10€ por persona.

Para ampliar información, puedes echar un vistazo a la sección de turismo dentro de la web del Concello de Trazo.

Dónde comer en Trazo, Casa Rosinda
Comer, con vistas despejadas

ARTÍCULOS DE GALICIA POR PROVINCIAS

Terminan estos trazos de Trazo, la puerta de norte de Compostela y un tesoro de piedra y agua. Si buscas sitios nuevos para visitar en Galicia, toma nota y ya me contarás.