Lalín y sus alrededores, a pesar de encontrarse en el centro de Galicia, no serían la primera opción que valorarías si vinieses de viaje aquí.

La mayoría de la gente que visita Galicia para en Santiago y se va después a las Rías Baixas, o a la Costa da Morte. Y son lugares fantásticos, no lo voy a negar. Pero como ourensana que soy, me declaro fiel defensora de los secretos que oculta el interior de Galicia. Es una de las razones por las que escribí sobre las 10 visitas imprescindibles en la provincia de Ourense.

Lalín, recorriendo el interior de Galicia

Alrededores de Zobra, Lalín

 

Y es por esa misma razón por la que te quiero hacer 8 propuestas y convencerte de todo el potencial que tiene el interior de Galicia, todo lo que podrás ver, hacer y también comer. Más allá de las masificaciones de turistas y rutas que hace todo el mundo.

¿Me acompañas a Lalín?

Lalín, recorriendo el interior de Galicia

Descubriendo el interior de Galicia

8 actividades o planes en Lalín y alrededores

1- Rincón de la arquitectura contemporánea. El ayuntamiento de Lalín

El ayuntamiento de Lalín es visita obligada para los amantes de la arquitectura. Obra de Mansilla y Tuñón, se compone de estructuras circulares, y en ausencia de columnas se sustenta en los muros perimetrales.

Lalín, recorriendo el interior de Galicia Lalín, recorriendo el interior de Galicia

El edificio está inspirado en los edificios castrexos, puesto que Lalín es el concello de Galicia con más castros, a pesar de que muchos aún no estén excavados.

En el hall principal hay un homenaje al cerdo, uno de los grandes iconos en Lalín, ya veremos por qué.

No te pierdas: Hacer mil fotos artísticas. ¡Si eres fan de instagram, éste es tu lugar!

Lalín, recorriendo el interior de Galicia

2- Perderse entre castros y volver al pasado en el interior de Galicia

Representantes y testimonios de la cultura celta, uno no puede visitar el interior de Galicia sin parar en un castro. Uno de los más conocidos es el Castro de Doade.

Se encuentra muy próximo al Museo etnográfico Casa do Patrón, donde prácticamente todo el pueblo es una exhibición sobre cómo era la vida en Galicia antiguamente. Viviendas, consultas médicas, tabernas y hasta una escuela representadas para hacernos volver al pasado y muestra del cariño y la pasión que Manolo y su mujer han dedicado a la restauración y recuperación durante más de 20 años.

Lalín, recorriendo el interior de Galicia Lalín, recorriendo el interior de Galicia

Web del museo: Casa do Patrón

No te pierdas: Probar las empanadas de masa de maíz que hacen en el horno del restaurante.

Lalín, recorriendo el interior de Galicia

3- Recorrer alguno de los pazos del interior de Galicia

Durante la Edad Media surgía en Galicia un modelo económico alrededor de los Pazos, tiempo de transición entre sociedad feudal y moderna. Y fue precisamente el Pazo de Liñares uno de los más reconocidos, habitado por la familia Taboada, de importante linaje.

Lalín, recorriendo el interior de Galicia Lalín, recorriendo el interior de Galicia

De hecho, el siglo XIX fue su edad de oro, donde personalidades como Ramón Cabanillas, Otero Pedrayo o Emilia Pardo Bazán lo introducen incluso en su literatura. A principios del siglo XX se volvió difícil mantener los Pazos y estos entraron en decadencia, hasta tal punto que el Pazo de Liñares acabó cayendo en el abandono y en el 2002 estaba en estado de ruina.

Hoy en día es propiedad municipal y tras una estupenda restauración, en 2009 fue declarado bien de interés cultural.

En la planta baja pueden verse lo que eran las cuadras y también está la pila bautismal del Loriga (del que hablaremos después), que era ahijado de Taboada.

No te pierdas: Salones de reuniones, cocina, salón de baile… Que nos devuelven al pasado. ¡Por no hablar de los exteriores, combinación exquisita de verde y piedra!

Lalín, recorriendo el interior de Galicia

4- Regresar a la infancia

El Museo de la Marioneta de Galicia se encuentra dentro del Pazo de Liñares y hará las delicias de grandes y pequeños. La biblioteca de marionetas es una de las más importantes de España, y además de la zona de exposición, donde encontramos marionetas de todos los rincones del mundo,  hay salas de ensayo en la zona alta y también un espacio dedicado exclusivamente al marionetista Barriga Verde.

Lalín, recorriendo el interior de Galicia

Web del museo: Museo de la Marioneta.

No te pierdas: Alguno de los espectáculos de marionetas programados.

Lalín, recorriendo el interior de Galicia Lalín, recorriendo el interior de Galicia

5- Conocer la historia. Lalín cuna de científicos y artistas

  • Monumento al aviador Loriga, piloto del autogiro de Juan de la Cierva en 1926 y medalla de la Liga Internacional de Aviadores por el aclamado vuelo Madrid – Manila.

Lalín, recorriendo el interior de Galicia

  • Museo Municipal Ramón María Aller.  Fue esa la segunda residencia de Don Ramón, nacido en la época de la Revolución industrial. Estudió teología, ciencias exactas y astronomía y tras 10 años fuera, regresó para reformar la casa a modo de observatorio e instalar un telescopio para trabajar, contruyendo posteriormente el primer observatorio de Galicia.

No te pierdas: La colección del pintor Laxeiro que tienen en el Museo Municipal y la bonita Iglesia románica San Martiño de Lalín de arriba.

Lalín, recorriendo el interior de Galicia

Lalín, recorriendo el interior de Galicia

 

6- Perderse entre zonas verdes del interior de Galicia

El interior de Galicia es único para dejarse llevar por las zonas verdes, entre robledales, sendas y bosques.

Merecen especialmente la pena la ruta que hay en Mouriscade, la Carballeda de García Sánchez y las Fragas de Catasós, perteneciente a la red de espacios naturales de Galicia y que cuenta con algunos de los castaños más altos de Europa, con más de 33 metros.

Lalín, recorriendo el interior de Galicia

Carballeda de García Sánchez

Lalín, recorriendo el interior de Galicia

Carballeda de García Sánchez

Lalín, recorriendo el interior de Galicia

Fragas de Catasós

No te pierdas: Una ruta hasta el Casal de Chedas, que antiguamente pertenecía al monasterio de Aciveiro. Allí vive Antonio, un señor mayor que disfruta de su soledad.

Lalín, recorriendo el interior de Galicia

Chedas

Lalín, recorriendo el interior de Galicia

Antonio, en Chedas

6- Probar los productos locales de primera calidad

No, el interior de Galicia no es lugar para comer marisco, pero si por algo es famoso el interior es por lo bien que preparan el pulpo, y eso los del Lalín lo saben perfectamente. Aunque el pulpo se pesque en la costa, por tradición y de toda la vida el mejor pulpo de Galicia lo comerás en el interior, bien sea en Lugo, Carballiño o Lalín.

Pero además del pulpo, el animal predilecto en Lalín es el cerdo, porque del cerdo se aprovecha todo. Y es tal la afición que el cerdo es un semidios y el cocido una religión.

Lalín, recorriendo el interior de Galicia Lalín, recorriendo el interior de Galicia

Prueba de ello son las tiendas de embutidos y productos cárnicos como la de la Lalinense, donde además de los productos procedentes del cerdo, puedes hacerte con pastel de lacón con grelos o incluso kits antimorriña de cocido en lata o lacón con grelos.

Lalín, recorriendo el interior de Galicia Lalín, recorriendo el interior de Galicia

Pero no sólo de cerdo vive el hombre y visitar una quesería como la de Pazo de Anzuxao, donde los queso que produce Javier van directamente del productor al consumidor es parada obligada.

Y para bajar el atracón, visita el mercado de abastos, lleno de frutas y verduras y tienditas de productos locales con certificación ecológica.

Lalín, recorriendo el interior de Galicia Lalín, recorriendo el interior de Galicia

Webs de interés: Embutidos Lalinense, Pazo de Anzuxao

No te pierdas: Si eres goloso o golosa, tienes que pasar por Zobra, una aldea de las de antes donde la producción de miel es arte.

Lalín, recorriendo el interior de Galicia

8- Disfrutar de la gastronomía

Dime qué buscas y te diré dónde ir ;)

  • Para comer buen pulpo… En casi cualquier sitio de Lalín. Pero sin duda la Pulpería Alto da Pena es archiconocida. Y está rico no, riquísimo. Y al lado mismo del Pazo de Liñares.
  • Para comer buen cocido… Casa Currás. Eso sí, lo mejor es que vayas sin desayunar y que no cenes después. Un cocido de 10 acompañado de 6 postres no es para menos.

Lalín, recorriendo el interior de Galicia Lalín, recorriendo el interior de Galicia Lalín, recorriendo el interior de Galicia Lalín, recorriendo el interior de Galicia

  • Para tapear cosas ricas… Bodegón A Cunca. Mucho ojo a la tortilla de queso y las ricas ensaladas y postres.

Lalín, recorriendo el interior de Galicia

Si buscas alojamiento en Lalín…

Nosotros nos quedamos en el Hotel Spa Norat Torre do Deza. Es un hotel de 4 estrellas, tranquilo y relajado a unos tres kilómetros del centro de Lalín.

Las vistas verdes por la mañana son bonitas y el sitio está cuidado. Las habitaciones son súper grandes, quizás demasiado, y el servicio de buffet está muy bien. Tienen ofertas con bastante frecuencia, así que es una opción a considerar.

Si reservas a través de nuestro enlace nos ayudas a mantener el blog.

Click para reservar en Torre do Deza   

Lalín, recorriendo el interior de Galicia

¿Quieres más razones para visitar el interior de Galicia?

Lo que sobran son planes y actividades. Fíjate que además, Lalín al estar en el centro de Galicia está a tiro de piedra de Ourense, de Pontevedra, Lugo y Santiago. Vamos, que si no lo disfrutas… ¡es porque no quieres!

Lalín, recorriendo el interior de Galicia Lalín, recorriendo el interior de Galicia

 

NOTA: Este artículo es fruto de la experiencia que viví gracias al Concello de Lalín, pero las opiniones son mías y no están sometidas a coacción alguna

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...