Grecia – 2 días en el Peloponeso

(Peloponeso Express)

 

¿Por qué este viaje a Grecia?

En el año 2007 viví en Grecia durante unos meses. Siempre había pensado en volver por lo mucho que me gusta ese país, pero nunca lo había hecho. Seis años más tarde, se presentó la oportunidad. Cada año desde 2007 mis amigos Erasmus y yo nos juntamos durante unos días en algún país. Una vez recorridos todos nuestros países, decidimos volver al origen, allá donde empezó todo.

Me faltaban muchas zonas de Grecia por visitar. Así que, ¿qué mejor excusa que el Erasmus meeting 7.0 para volver y descubrir nuevos rincones?

 

Ruta por Grecia de 10 días: Peloponeso, Norte y Corfú

– 2 días por el Peloponeso: Peloponeso Express

– 4 días en la costa norte: Kavala, Iraklitsa, isla de Thassos

4 días en Corfú

 

¡OJO! Si te interesa hacer una ruta de este estilo pero que incluya más cosas y donde vayáis en un circuito organizado, también hay opciones. Esta excursión de esta agencia está guay y engloba en 4 días  lo más destacado del Peloponeso y del interior de Grecia. Esta otra es de 3 días y sólo del Peloponeso. Lo bueno es que veis lo más importante, lo malo es que no hacéis lo que os dé la gana. Pero tampoco dormiréis tirados en una playa como nosotros :D Y ésta es para ir a Delfos y Meteora. ¡Meteora es lo más!

Y hay muchas más variante como ésta de un día que va a Delfos o la que os lleva al Canal de Corinto.

 

DÍA 1: De Santiago a Atenas

– Vuelo Santiago – Barcelona (Vueling)

– Vuelo Barcelona – Atenas (Vueling)

Primera noche de aeropuerto  en Atenas. La noche prometía ser cansada, como cada noche de aeropuerto. Y en esta ocasión no hubo un Tony que animase la velada. Desgraciadamente, siempre recordaré esa noche como una noche triste, al enterarme nada más llegar del accidente de tren de Santiago de Compostela. Un día de la patria convertido en un día de luto :(

 

DÍA 2: Recorriendo el Peloponeso

Como nada se puede hacer ante las malas pasadas de la vida, decidimos afrontar el día con una sonrisa y buen humor, preparados para disfrutar de unos días de vacaciones de sol y playa rodeados de buenos amigos. Pero antes, tocaba una vuelta rápida al Peloponeso, sin prisa pero sin pausa. Comenzaba… Peloponeso Express :D

A las 06:00 de la mañana recogimos el coche de alquiler reservado con National Car Rental. (117 € por dos días de alquiler). Nada más arrancar nos dirigimos a la gasolinera a repostar y allí nos encontramos a Kostas, el trabajador, que no fue capaz de abrir la tapa del depósito. Ni él ni nosotros ni el paso del tiempo. Así que hubo que regresar al aeropuerto… Y una vez allí, ¡tachán! Nos dieron un Suzuki Swift, a estrenar, por el mismo precio :)

Seguimos por la autopista de peaje hasta Corinthos (Corinto), donde hay que pasar la ciudad nueva y unos 7 Km después, aparecerá el desvío hacia la antigua Corinthos. Allí se encuentra la acrópolis, conocida como Acrocorinto y la antigua Corinto (Ancient Corinthos).

 

ACROCORINTO

Imponente en lo alto de la colina, decidimos hacer una parada para el desayuno antes de afrontar la subida a la acrópolis bajo el sol sofocante. Se puede ascender en coche hasta la entrada principal de la primera muralla, pero una vez dentro, toca caminar bajo un sol de justicia. La entrada es gratuita porque uno ya paga con el sudor de su frente :D

 

IMG_0002.jpg

La antigua fortaleza, una de las más grandes del Peloponeso, no deja indiferente. Las vistas desde allí son magníficas. En la actualidad sus imponentes muros pertenecen casi por completo al periodo medieval, aunque siguiendo las largas rutas de su interior uno puede alcanzar las ruinas del templo de Afrodita y otras construcciones pre-cristianas.

 

IMG_0006.jpg

IMG_0034.jpg

 IMG_0040.jpg

ANTIGUA CORINTO

Entrada: 6 €

En la parte baja de de la colina se halla esta antigua ciudad, continuamente habitada desde tiempos del Neolítico. El templo dórico de Apolo, el teatro y el ágora central dominan el emplazamiento arqueológico.

 

IMG_0042.jpg

 IMG_0063.jpg

IMG_0070.jpg

IMG_20130725_110743.jpg

Por su parte, el pequeño pero interesante museo, tiene muestras de excavaciones de todos los periodos, incluyendo yacimientos prehistóricos, estatuas romanas, mosaicos… ¡y aire acondicionado! :D En las imágenes de abajo podéis ver cómo lucía el templo de Apolo cuando se descubrió en los años 20 y cómo era el complejo entero:

 

IMG_0044.jpg

 IMG_0062.jpg

Tras tanta cultura y con tanto calor, quedaba inaugurada la temporada de frappé, ¡el mejor café para el verano!

 

IMG_20130727_211022.jpg

 

NEMEA

Entrada: 4 €

Este pequeño pueblo, cuenta con otro emplazamiento arqueológico que se divide en dos:

– Por un lado, el estadio, donde se celebraban los juegos Panhelénicos cada dos años. Con capacidad para  40.000 personas, este lugar  es simplemente imponente.

 

IMG_0075.jpg

– Por otro lado, se encuentran el templo de Zeus, del s. IV a.C y el museo donde se pueden ver maquetas de todo el complejo deportivo al completo.

 

IMG_0085.JPG

 IMG_0092.jpg

MIKINES (MICENAS)

Entrada: 8 €

Si no morís en el intento, podéis contemplar un teatro, otra acrópolis y la famosa puerta de los leones. Nosotros lo intentamos, pero con el calor abrasador y unas cuantas horas de ruta a las espaldas, decidimos seguir hacia Napflio, al lado del mar, en busca de la brisa marina y un baño.

 

NAPFLIO

Si no quieres calor, dos tazas. Lo primero al llegar fue la subida hasta el Castillo de Palamidi (Entrada 4 €, gratis para estudiantes). La vista panorámica de la ciudad y del mar desde el alto merece la pena sin duda alguna. Esta fortaleza construida en el s. XVIII, consta de un complejo de bastiones con reservas de agua, cuartos de almacenaje para munición y comida y sobre todo, impresionantes muros.

 

IMG_0123.jpg

 IMG_0131.jpg

 IMG_0133.jpg

 IMG_0134.jpg

El pueblo, en la parte baja, es precioso para pasear y tomar algo en una de las lindas terrazas al lado del mar. Ahí es donde comimos la primera ensalada griega, que inauguraría la temporada de ensaladas griegas :D

 

IMG_20130726_142724.jpg

 

IMG_0138.jpg

Dejamos Napflio para conducir 1 h y 15 min hasta Leonidio, un pequeño pero acogedor pueblecito entre montañas. Un poco más adelante, hicimos una parada en la playa antes de adentrarnos en…

 

LA RUTA DE LEONIDIO HACIA MONENVASIA

Lo que prometía ser un final de ruta fantástica, no lo fue tanto. A pesar de sólo haber 1,20 h hasta Monenvasia, la carretera es un insoportable zig zag que asciende y desciende a través de las colinas. Las vistas desde el alto mientras caía el sol no tuvieron precio: el mar, las pequeñas bahías… Sin embargo, la carretera de montaña llena de curvas resultó agotadora. Recordad, una vez más y por segunda vez este año: antes de estimar la ruta que queréis hacer… ¡poned el modo relieve en google!

 

IMG_0144.jpg

 IMG_0158.jpg

En la parte más alta de la carretera os encontraréis con Peletá, otro precioso pueblecito donde en el super nos hicimos con unos víveres antes de seguir ruta.

 

MONENVASIA Y ALREDEDORES

Cuando llegamos ya era noche cerrada: la luna llena caía sobre el mar y el peñón presidía el espectacular paisaje. Debido al cansancio, dejamos la visita para el siguiente día y buscamos una playa para hacer noche. Dirección sur, tras pasar Trochalia, se encuentra el desvío hacia la playa de Xifia, un marco incomparable para dormir, con muchas más estrellas que el hotel más caro del mundo :)

 

DÍA 3: Recorriendo el Peloponeso (segunda parte)

¿Qué mejor despertar que el rumor de las olas en una playa vacía y el sol saliendo sobre el mar? Así empezaba el día 2 de Peloponeso Express.

 

IMG_0176.jpg

 IMG_20130726_072233.JPG

Lo primero fue dirigirnos de vuelta a Gefira, el pueblo enfrente al peñón, para que cayese el frappé de la mañana. A eso de las 7  hacía ya un calor bastante considerable, así que si queréis ver cosas sin morir en el intento es más que recomendable madrugar mucho.

Gefira y Monenvasia merecen mucho la pena para dar un paseo y disfrutar de las animadas callejuelas y las vistas.

 

IMG_0191.jpg

 IMG_0192.jpg

 IMG_0200.jpg

 IMG_0201.jpg

GITHIO

Tras dejar atrás Monenvasia, emprendimos rumbo a Githio. Había leído que era un bonito pueblo marinero. Sin embargo, decidimos no adentrarnos en él en pro de parar un par de horas en alguna de las playas a las afueras. Vimos una con un barco varado y esa fue nuestra elección.

 

IMG_0209.jpg

 IMG_0235.jpg

SPARTI Y MYSTRAS

Después del baño mañanero, el siguiente objetivo era llegar a Mystras, parada indispensable en el Peloponeso. De camino, se atraviesa Esparta (Sparti), donde uno no puede evitar hacer una pequeña parada y gritar: “ESTO ES ESPARTAAAA” :D Aparte de eso, es una ciudad que hoy en día tiene poco que ofrecer.

Mystras, a escasos 5 Km, sin embargo, rebosa historia. La ciudad puede dividirse en tres niveles: la parte baja, donde vive la población y donde podéis parar a comer. Luego, la parte intermedia y la parte alta, hasta las que se puede subir en coche. Aún así, no os confiéis. Porque el calor una vez fuera del coche, es abrasador.

Entrada: 5 €

La parte intermedia y alta forman en conjunto la antigua ciudad fortificada, construida en el s. XIII. En la primera de las zonas, haciendo una ruta de aproximadamente una hora, os iréis encontrando, entre otras cosas, con un museo, la iglesia de Agios Dimitrios, restos de antiguas viviendas y un monasterio (Peribleptos) todavía habitado por monjas, que se encuentra en la parte más alejada de la ruta.

 

IMG_0249.jpg

 IMG_0252.jpg

 IMG_0255.jpg

 IMG_0256.jpg

 IMG_0262.jpg

Una vez hecho este recorrido, si os veis con fuerzas, podéis subir caminando hasta la parte alta. Nosotros en concreto decidimos ir en coche. Allí, con la misma entrada tenéis acceso  a la iglesia de Agia Sofía y el palacio que, desgraciadamente, en nuestra visita estaba en obras.

 

IMG_0265.jpg

Desde este punto empieza una nueva subida hasta lo más alto de la colina: el castillo. Las vistas son impresionantes, y así de dura es la subida.

Tras toda la caminata histórica, la necesidad de comer apremiaba y Mystras no nos dejó indiferentes. Comimos en una de las tavernas de la plaza del pueblo y resultó barato y delicioso :)

 

CANAL DE CORINTO

De Mystras emprendimos ruta directa por la carretera del centro del Peloponeso hacia Corinto, donde esperábamos encontrarnos con el canal. Encontrarlo costó bastante más de lo esperado. De hecho, ni siquiera está claramente indicada la zona de acceso para disfrutar de las vistas y perdimos más de una hora para dar con el sitio, al que, finalmente, tenemos la sensación de que accedimos de una forma un tanto ilegal. Pero esta colosal obra bien lo merece. Es vertiginoso estar en un pequeño puente colgante y ver los barcos pasar por debajo. Hay varios puentes para atravesarlo por carretera, pero en los que no se puede parar. Después está el puente de la vía de tren. Y finalmente, el puente colgante que se puede cruzar a pie o en moto y que tenéis indicado en el mapa de la ruta.

La zona de las vistas, sorprendentemente, no está masificada, no hay turistas y no hay que pagar entrada de ningún tipo, así que… help yourself! :)

Si queréis ir con una excursión organizada (aquí y a un par de sitios más) tenéis esta página por ejemplo.

 

IMG_0274.jpg

 IMG_0286.jpg

 IMG_0290.jpg

Después de esto, dejaríamos atrás el Peloponeso para hacer una ruta nocturna de Atenas Express (6 horas caminando por la ciudad) encontrándonos con mi amigo Giannis, que nos invitaría a una más que deliciosa cena en una taverna.

Después de eso, nada como una segunda noche en el aeropuerto de Atenas, echando un sueñecito de tres horas antes de volar a Kavala.

¿Quieres seguir viajando por Grecia? Haz click aquí para leer más artículos sobre Atenas, Corfú, etc

¿NECESITAS SEGURO PARA TU VIAJE? 

Llévate un 5% de descuento por ser lector de Una idea, un viaje

IATI 5% DESCUENTO

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...