Viaje a Indonesia: Días 8 a 12 (Bali Time!!)

Seguimos con la historia de nuestro viaje. Primero, como en el artículo anterior, un resumen rápido, para los que quieran ir al grano. Justo debajo, tenéis la Versión Extendida, como ocurre con las grandes historias, donde relatamos las anécdotas más divertidas, impresiones y detalles y consejos interesantes.

 

RESUMEN RÁPIDO DÍAS 8 A 12 EN BALI:

 DÍA 8:

  • Ferry Ketapang – Glimanuk (1h)
  • Comida en el barco
  • Bemo desde Glimanuk a Lovina (1:30 h)
  • Llegada a Lovina (Gede Homestay), playita y cena
  • Alojamiento y cena en Gede HomestayÉste hay que reservarlo por email. Si quieres echar un ojo a otras opciones aquí tienes una lista de alojamientos disponibles en Lovina.

 DÍA 9:

  • Salida en dos coches con dos conductores hacia Ubud, pasando por:
  • Cataratas Gitgit, Lago Bratan, Pura Ulan Danu, Arrozales de Jilawith (comida allí), Mengwi
  • Alojamiento en Jati 3 Bungalows
  • Cena de “supermercado”

 DÍA 10:

 DÍA 11:

  • Visita a los templos de Ubud
  • Cremación
  • Bosque de los Monos
  • Tanah Lot
  • Cena de “supermercado”
  • Alojamiento en Jati 3 Bungalows

 DÍA 12:

  • Ruta Ubud – Padang Bai en autobús
  • Barco a Gili Trawangan

 

– Resumen detallado de gastos días 9 a 11: podéis encontrarlo al final del artículo

 

– FOTOS! Todas las fotos de esta etapa del viaje… Haciendo click: AQUÍ

 

VERSIÓN EXTENDIDA DÍAS 8 A 12 EN BALI:

DÍA 8:

Como contábamos en el capítulo anterior, el minibús en el que viajábamos con The Boss, nos dejó en Ketapang. Ahí teníamos pensado inicialmente comprarnos los billetes del Ferry hasta Glimanuk, la otra orilla ya en Bali y después conseguir algún transporte hasta Lovina. Sin embargo, el día anterior, unos de la agencia de viajes que llevaba el tema del Bromo (supongo que ellos a su vez tendrían algún acuerdo con los de Losari) nos comieron la cabeza para que comprásemos ya allí un billete que incluía el ferry más después un bemo (minibús urbano) que nos llevaría hasta nuestro alojamiento en Lovina.

Como se pusieron tan pesados con el tema, insistiendo en que al ser el final del Ramadan todo el mundo se iba de vacaciones y quizás nos costaría mucho encontrar transporte, pues al final, accedimos a la oferta, porque por unos 6 euros teníamos barco + bemo. Lo bueno de esto es que no hubo pérdida, nos ahorramos el regateo, y llegamos directos a nuestro alojamiento. Lo malo es que me sentí engañada a sabiendas de que algo así pasaría. Primero, porque antes de montar en el barco nos metieron en un bus lleno de guiris que iban todos directitos  a Denpasar, a disfrutar al redil con los otros turistos en resorts y sitios que podrían ser Bali o cualquier otro lugar…

Segundo, porque en ese bus no había asientos libres, así que nosotros 6, que éramos de los pocos que íbamos a Lovina, estábamos de pie en el pasillo, con las mochilas y toda la pesca. Tercero, porque nos dijeron que una vez que el bus entrase al barco, podríamos bajar… pero eso no pasaba… Y yo me empecé a agobiar un poco y a picarme sola y al final revolucioné un poco el gallinero para que nos dejasen bajar del autobús.

Así que al final, en lugar de estar en un bus que estaba dentro de un barco, estuvimos sólo en el barco, jeje. Y cuarto, porque al llegar al otro lado, nos habían prometido un autobús con aire acondicionado hasta Lovina… y era un bemo sin puerta y donde apenas cabíamos nosotros, así que las mochilas ya iban atadas con una cuerda encima del bemo. Conste que a mí me gustó más el bemo ese que un autobús con a.c, pero el detalle no me pareció bien. Además, estoy convencida de que haciéndolo a nuestro aire hubiésemos ahorrado por lo menos 3€ (jajaja, así dicho, suena cutre, pero en un viaje bien presupuestado como este… ¡con ese dinero comen dos personas! :P). Por otro lado, sí que es cierto que había bastantes turistas indonesios debido al final del Ramadan, pero tampoco era para tanto.

 

En cualquier caso, cuando ya estábamos en las inmediaciones de Lovina, el conductor, un señor bastante mayor, nos preguntó por nuestro alojamiento. Nosotros le mostramos un mapita que teníamos y asintió como que sabía dónde era. Pero de pronto, se paró delante de unos tipejos que iban en moto y que nos preguntaban si teníamos donde dormir. Le decíamos que sí, que ya teníamos. Y cuando parecía que se iban, de repente nos dimos cuenta de que les estábamos siguiendo y de que nuestro bemo se detenía delante de un hotel que no era el nuestro. Los tipos insistían en que viésemos las habitaciones.

Pero nosotros negábamos en rotundo, repitiendo que ya teníamos una reserva e increpándole al conductor (que probablemente sacaría algún dinerillo si nos quedábamos en el hotel que ahora nos ofrecían) con que ese no era nuestro hotel y que nos tenía que llevar al otro. Él, oh! Casualidades! De repente decía que no hablaba inglés. Entonces sí que fue el colmo, porque, cual marineros amotinados, amenazamos con que no íbamos a bajar del bus, pasase lo que pasase, hasta que no nos llevase. Jajaja, al final, se rindió y dio media vuelta, llevándonos a donde le habíamos indicado. Y a veces, el karma es el karma… como se portó tan mal con nosotros, se dio un porrazo en la cabeza contra una señal de tráfico mientras trepaba al techo del bemo para bajar nuestras maletas…

 

 

Una vez en la puerta de Gede Homestay, hizo aparición por allí Ketut, un chico con el que yo había estado negociando nuestra estancia y reserva. El lugar es espléndido, con pequeños bungalows limpísimos, nuevecitos y cuidados, pegaditos a la playa. Además, cenamos barato en el propio hotel, pescadito rico. Es un negocio familiar y la verdad es que quedamos encantados. De hecho, nos quedó pena de no haber pasado una noche más allí, pues se estaba muy bien y nos perdimos una excursión para ver a los delfines…

*Si quieres echar un ojo a otras opciones aquí tienes una lista de alojamientos disponibles en Lovina

El problema era que la excursión para ver delfines, era en un barco tempranito, con el señor Gede (el padre de Ketut), pero la vuelta era hacia las 10 de la mañana. Y, claro, nosotros teníamos ya apalabrados unos conductores para el día siguiente que nos levarían hasta Ubud parando en los lugares de interés. El propio señor Gede, nos decía que si queríamos, que él nos podía llevar hasta Ubud… Pero a mí me daba no sé qué llamar a nuestro alojamiento de Ubud para cancelar. Así que al final, decidimos no ir a los delfines para estar listos a la hora a la que llegasen los conductores (serían dos coches porque no tenían uno para 6).

DÍA 9:

Al levantarnos, tomamos lo que, desde ese momento y hasta el final del viaje,  sería el desayuno de cada día: banana pankake, ñam! Habíamos abandonado la zona propiamente musulmana, y mi estómago lo agradecía: menos picante y  más frutas. (El desayuno estaba siempre incluido con la estancia).

A las 9:30 estábamos como clavos a la espera de los conductores. Ya nos daba algo de rabia perdernos los delfines, pero más nos dio cuando no se presentaron hasta las 11 de la mañana. O sea, que nos perdimos los delfines para nada: GRRR!! Ahí fue cuando la expresión que tanto utilizan: “Bali Time”, cobró sentido. El resto del día lo pasamos muy bien, aunque mosqueados con los señores conductores.

Hoy sabiendo lo que sabemos igual en lugar de hacer la excursión con los de Jati3 hubiésemos valorado otras opciones como opciones como esta, que pasa por Tanah Lot, Ulun Danu Batur y Taman Ayun, y sale más barata de lo que nos salió a nosotros.

 

Seguimos una ruta desde Lovina hasta Ubub pasando por:

  •    Gitgit Waterfalls
  •    Lago Bratán – Pura Ulun Danu
  •    Arrozales de Jatiluwith
  •    Mengwi: Pura Taman Ayun
Pura Ulun Danu

 

Pura Taman Ayun

Hacia las 6 de la tarde, llegamos a Ubud, a Jati 3 Bungalows, nuestro alojamiento. La verdad es que también era un sitio muy bonito. Salimos a dar un paseo por la calle principal, la Monkey Forest Road, en busca de algún supermercado para hacernos con viadas para la cena, pan y esas cosas, pues teníamos pensado hacernos unos bocadillos de llonganissa que habíamos llevado, como buenos mochileros precavidos :D

Si reservas a través de los enlaces que te dejamos te va a costar lo mismo, pero nos ayudas a mantener este blog ;)

Click para reservar en Jati 3   

 

Como estábamos picados con los dueños del hostel porque no habían querido hacernos una rebaja en el precio de los coches, tras haber aparecido una hora y media tarde a recogernos y haber hecho que nos perdiésemos los delfines (¡nunca se lo perdonaríamos!), decidimos buscarnos la vida en la calle para la ruta que teníamos pensada para el día siguiente, sin contratar nada más en Jati3.

Y entonces… apareció él, Wayan!! Con su don de gentes y sus graciosas palabras, nos cameló para ser nuestro conductor al día siguiente y hacer la ruta que ya teníamos en mente. Tras una negociación de precio que nos pareció más que adecuada, nos dimos la mano y quedamos para el día siguiente a las 8 de la mañana. Él nos prometió ponernos música de Bob Marley en el coche… nosotros nuestro amor eterno! Jajajaja. 

Si te da palo el tema del regateo en la calle o la fiabilidad de los conductores, o incluso la barrera del idioma, aquí te dejo algunas opciones de excursiones que puedes gestionar online, con guía en español y no son caras:

DÍA 10: 

Nos levantamos temprano para nuestro pancake y el encuentro con Wayan, que apareció a las 8 puntualmente. Como el único nombre que sabía era el mío, nos llamaba Eva a todos, jaja, dando igual con quién hablase. La verdad es que era muy simpático y el día con él estuvo muy bien.

 

Desayuno rico en Jati 3

 

Visitas con Wayan por el centro de Bali:

  • Casa tradicional balinesa
  • Cataratas cerca de Ubud
  • Goa Gajah: cueva del elefante. Un templo y cueva fantásticos.
  • Pura Tirtha Empul: es un templo lleno de fuentes donde la gente se lava como símbolo de purificación.
  • ¡¡ATENCIÓN!! Dos cosas que decir sobre los templos hindúes: Una, que para entrar en algunos, a la entrada hay que ponerse sarong, que es una tela que hace las veces de falda, tanto para hombres, como para mujeres. La segunda es que las mujeres con la menstruación no son bienvenidas a los templos. Esto ya es cosa de cada uno… Nosotros, personalmente, decidimos saltarnos la norma.
  • Volcán Batur, Lago Batur y volcán Agung: los volcanes están inactivos desde 1963 y el Agung, con más de 3000 m de altura es aún visible desde las islas Gili cuando el día está claro.
  • Plantación de café y cacao: Kopi, la forma de decir café en indonesio, es una palabra que nos encantaba. Resulta que no pueden pronunciar la letra F, y de ahí que el nombre haya derivado a kopi. En la plantación en la que estuvimos, nos ofrecieron degustaciones gratuítas de cacao, té de gengibre, infusión de limón, café y otras bebidas. Después decidimos probar, entre todos, una taza del carísimo Luwak Kopi: (hay un animalito, Luwak, que come el acfé en grano, lo digiere… y pooo, pooo, pooo, al cabo de un día sale de nuevo por otra víay… voilá! el café más caro del mundo!! (una tacita 50000 IDR))

Goa Gajah

        

 

Goa Gajah

Tirtha Empul
Tirtha Empul
Arrozales de Tegallalang
Kopi

A última hora de la tarde, llegamos de nuevo a Ubud. Intentamos negociar con Wayan un desplazamiento a Tanah Lot para el día siguiente, pero no llegamos a acuerdo de precio, así que lo dejamos estar. 

Al llegar, acordamos un masaje balinés para los seis (no queríamos irnos de Bali sin saber cómo eran) que duraría una hora y no estuvo nada mal.
 
Después del masajito, volvimos a cenar pan con llonganissa y nos preparamos para lo que sería “La Noche de los Gritos”:

La peor noche del viaje, en la que el terror se apoderó de nosotros. Hay que decir que Diego, Clara, Tapi y yo dormimíamos en una cabaña al lado del bosque, susceptible a todo tipo de bichería variada… La cabaña, en el interior, tenía una cama doble abajo y una pequeña escalera que subía a un pequeño piso superior donde había otra cama doble. El caso es que, a mitad de la noche,  Diego estaba teniendo una pesadilla y al oír un ruido se sobresaltó y empezó a gritar. Yo, al oírlo me asusté y también empecé a gritar como si no hubiese mañana, despavorida y aterrorizada, pensando que había algún animal dentro de la cama o que alguien nos quería matar.

En el piso de abajo, al oírnos  Clara se incorporó sentada en la cama, como un resorte, y comenzó a gritar también con toda su alma. Los 3 gritábamos como si fuese nuestro último aliento. Los gritos se alargaron por lo menos un par de minutos… Entonces, el Tapi, desconcertado ante el escándalo, preguntó: ¿pero qué pasa, qué pasa? Y la rotunda respuesta de Clara fue: “Nada, ruidos y cosas“, dándose media vuelta y volviendo a dormir. Jajaja. Mientras tanto, arriba, yo lloraba tras el horrible susto. Tardamos bastante en volver a  dormirnos, y notábamos como el personal del hotel, en el exterior, paseaba con linternas registrando los alrededores sin saber qué era lo que había sucedido… y seguíamos oyendo ruidos por todas partes. Una experiencia que tardaremos en olvidar :D

 

DÍA 11:

Tras la horrible noche de gritos, nos merecíamos un buen pancake. Después, salimos a ver el pueblo, los templitos, comprar algunos regalos y pasear por el Bosque de los Monos, donde, casualidades de la vida, justo había una cremación ese día, que se hace precisamente en el Bosque de los monos, pues dentro de este hay una zona de cremación y un cementerio. Tengo que reconocer, que al principio me atrajo la idea, pero después, todo me parecía cada vez más macabro.

Los monos paseado por el cementerio, al borde del camino principal, comiéndose las ofrendas de las tumbas. Estas ofrendas, se preparan cada día y se ponen en la acera, delante de tu negocio, o delante de la tumba de un familiar, o en los templos… Hay ofrendas que tan sólo son flores, que le ponen a las esculturillas del jardín o de la calle. Otras, son unas pequeñas cestitas hechas de palma y llenas de pequeñas flores, algún caramelillo, un poquito de arroz, un yogur de beber… Todo tipo de cosas. Claro, imaginaos la estampa de los monos poniéndose las botas con las ofrendas de las tumbas. la imagen, cuando menos, era tétrica.

Inicio de ceremonia de cremación

El  caso es que tras un rato de espera, apareció el gran desfile para la cremación. Primero, una multitud que brindaba las ofrendas, bandejas de frutas, comida… Después los músicos. Posteriormente, subían un búfalo blanco, a tamaño natural, hecho de cartón piedra y tela, al estilo de una falla. Por último, subirían el ataud, con el cuerpo para la cremación.

Es toda una ceremonia en la que no entraré demasiado en detalles, puesto que llegó un punto en el que yo decidí que no quería seguir allí. Soy consciente de que para aquella gente, la ceremonia era una fiesta, un motivo más de celebración. Pero para mí no es así. Yo no podía dejar de pensar que, a pesar de todo, había una persona muerta allí, y su familia estaría sufriendo.

Y sin embargo, alrededor había montones de turistas sacando fotos como si aquello fuese la gran atracción. Los momentos en los que se pierde a alguien me parecen íntimos, privados y merecedores de respeto, se haga la ceremonia que se haga. Así que, por mi parte, que nunca he visto un cadáver, fue algo que me superó y no quisiera volver a vivir. Lo que hacen, con una serie de ritos que se van alargando es, básicamente, cortar el lomo del búfalo, meter dentro del animal el cuerpo amortajado y finalmente, cerrar con la tapa del lomo del búfalo otra vez.

Después de todo eso, prenden fuego y el cuerpo junto con el búfalo, se consumen lentamente.Después de esos momentos bastante incómodos para mí, dimos un paseíto por el bosque, donde nos encontramos a unos cuantos monos, antes de ir a comer a un pequeño restaurante de la Monkey Forest Road.Por la tarde, traicionando a nuestro amigo Wayan, negociamos un coche más barato para que nos llevasen hasta Tanah Lot a ver la puesta de sol. 

Tanah Lot


DÍA 12:

Nos levantamos a eso de las 7 de la mañana, porque vendrían a recogernos al hotel en un pequeño autobús, para llevarnos a Padang Bai a coger el barco a las islas Gili. El tema del barco, a nivel preparativos, fue una de las cosas que más complicaciones y dudas nos trajo. Hay un barco muy barato que ofrece Perama, una compañía, pero que sólo te lleva hasta Lombok, a un puerto donde luego tienes que conseguir algún transporte para ir hasta otro puerto a comprar otro billete, rodeado de unos tipos conocidos como Cowboys, porque roban, acosan, etc, a los viajeros.

Yo siempre voy de mochilera arrastrada, pero esta vez, antes las cosas que leimos, decidimos pasar. Además, de que así pierdes un día entero para ir a las Gili, y otro para volver… Pero claro, el precio es muy bueno, como 15 € i/v. Nosotros, sin embargo, nos decidimos por la forma cara y rápida (compensándolo con otros gastos) con Gili Cat:

  • Recogida en bus en tu hotel en Ubud
  • Barco directo a Trawangan que tarda 2 horas
  • Trayecto en bus a la vuelta a tu hotel de Bali

YES! Llegar a casa y descubrir que… aquí pueden conseguir billetes a Gili más baratos por 70€ ida y vuelta :S En fin, pecamos de pardillos y los compramos con antelación porque agosto es un mes muy turístico y no queríamos perdernos las Gili por nada del mundo. Pero tendríamos que haber comparado varias agencias.


SIGUE LA RUTA DEL VIAJE:

 -Días 1 – 5: BARCELONA – JAVA (Yogyakarta, Borobudur, Prambanan)
 -Días 6 -8 : JAVA: Volcanes Bromo y Kawah Ijen. Llegada a Bali
 -Días 8 – 12: Estás en este capítulo
 -Días 12 – 15: Islas Gili
 -Días 16 -19: FLORES. De Moni a Labuanbajo
 -Días 20 – 24: Islas de Komodo y Rinca. Regreso

CAPÍTULO ESPECIAL: La aventura del conductor
PRESUPUESTO DEL VIAJE: Presupuesto

LO MEJOR DE: JAVA, BALI, ISLAS GILI, FLORES


Resumen detallado de gastos días 9 a 11 (todos los precios son por persona) (Los precios en Euros son orientativos y hacen referencia al cambio tal y como estaba en nuestro viaje. Los precios en Rupias son los precios pagados allí):


CONCEPTO DÍA PRECIO (Rp) PRECIO €
Cataratas Gitgit 9 5.000 IDR 0,42 €
Pura Ulun Danu 9 30.000 IDR 2,54 €
Comida arrozales 9 64.170 IDR 5,44 €
Taman Ayun 9 15.000 IDR 1,27 €
Coche 3 personas (precio x pers.) 9 150.000 IDR 12,71 €
Antimosquitos 9 15.000 IDR 1,27 €
Supermercado 9 38.000 IDR 3,22 €
Donativo casa balinesa 10 3.300 IDR 0,28 €
Cascada 10 5.000 IDR 0,42 €
Goa Gajah 10 15.000 IDR 1,27 €
Coco de beber 10 15.000 IDR 1,27 €
Templo Tirtha Empul 10 15.000 IDR 1,27 €
Entrada geopark Batur 10 11.700 IDR 0,99 €
Buffet arrozales 10 70.000 IDR 5,93 €
Plantación café (1 café para 6) 10 8.500 IDR 0,72 €
Coche con Wayan 10 87.500 IDR 7,42 €
Masaje balinés 10 60.000 IDR 5,08 €
Supermercado 10 19.170 IDR 1,62 €
Souvenires 11 77.500 IDR 6,57 €
Helados 11 15.000 IDR 1,27 €
Entrada Monkey Forest 11 20.000 IDR 1,69 €
Comida 11 38.300 IDR 3,25 €
Coche Tanah Lot 11 45.000 IDR 3,81 €
Agua 11 3.000 IDR 0,25 €
3 noches en Jati 3 Bungalows 11 412.500 IDR 34,96 €
1.238.640 IDR 104,97 €

 

NOTA: Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace yo recibiré una comisión, pero el uso de este enlace no incrementa el precio final para ti

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…