INDONESIA

SURF EN LOMBOK Y VISITAS IMPRESCINDIBLES

 

Lombok es conocida por ser el paraíso del surf en Indonesia junto con Bali y un buen lugar donde iniciarse en este deporte ya que gracias a la estructura de la isla y sus mareas podemos encontrar tanto olas para principiantes como para surferos avanzados.

Cuando mis amigas me propusieron viajar por Indonesia mi único requisito indiscutible era hacer surf, y no pudimos escoger mejor lugar. Lombok es un auténtico paraíso que tiene una amplia oferta para todo tipo de surferos, desde clases para principiantes hasta servicio de transporte para aquellos que quieren coger las olas para avanzados. Además, dicen que Lombok es el Bali de hace unos años y yo no sé cómo era ese Bali pero os puedo asegurar que Lombok es una maravilla de lugar.

Pese a que sólo estuve 3 días y me quedé con ganas de más, me gustaría compartir con vosotros cómo pasé de ser una ignorante del surf a una auténtica y orgullosa aprendiz.

LOMBOK: CÓMO LLEGAR A SELONG BELANAK

Cuando mis amigas y yo decidimos hacer ruta por Indonesia, mi requisito más imprescindible, como amante del mar y de todos sus deportes, era hacer unas clases de surf. El plan de viaje iba a cargo de mis amigas y ellas descubrieron que Lombok era un paraíso del surf y que Selong Belanak tenía la playa perfecta donde iniciarnos en este deporte. Con mi confianza ciega en ellas acepté el plan.

Nos encontrábamos en Gili Trawangan y compramos el billete del ferry que va “más lento”. La diferencia de precio es bastante grande (el ferry rápido cuesta unas 100.000 rupiah y el lento 15.000) y el tiempo que se pierde es mínimo (el ferry lento tarda tan solo 15 minutos más). Además, salen cada 15 minutos y no necesita compra anticipada. Digamos que es como un autobús de mar, compras el ticket en taquilla y esperas a que venga en la parada.

Al llegar al puerto de Lombok, una gran oferta de conductores nos esperaban a todos los pasajeros así que ¡toca negociar! Ya nos informamos previamente del precio justo a pagar hasta Selong Belanak, entre 300.000 y 350.000 rupiah. Ya sabéis que para sacar el precio justo las negociaciones son un poco largas, pero ¡ánimo, se consigue!

Un amable conductor nos llevó hasta la puerta del hotel que habíamos reservado en Selong Belanak. Tardamos 3 horas y la ruta fue más que preciosa por esas carreteras bien asfaltadas pero con  un paisaje de naturaleza virgen espectacular.

LOMBOK: ALOJAMIENTO EN SELONG BELANAK

La variedad para hospedarse en Selong Belanak no es muy amplia ya que el lugar es chiquitín. Siempre hay la opción de hospedarse en las ciudades de los alrededores o en la misma Kuta (la ciudad “capital” de Lombok en donde encontraréis todo tipo de alojamientos a todo tipo de precios) e ir a Selong Belanak en moto (no hay más de una horita en moto).

Nosotras, sin embargo, queríamos hospedarnos en Selong Belanak ya que tenía pinta de ser un lugar tranquilo. Hicimos la reserva previamente en un hotel llamado Ola Ola Lombok, un negocio llevado por dos chicas catalanas (y oye, a veces nos gusta estar entre paisanos). Cuando llegamos al hotel supimos que era el lugar perfecto para hospedarnos.

Una tabla de surf decorada con el nombre del hotel nos daba la bienvenida en la entrada. En la entrada, uno de los trabajadores nos esperaba para hacer el check-in y acompañarnos a la habitación en la que había una terracita privada en la entrada perfecta para descansar después de un día de surf o relajarte leyendo un libro. En el interior se encontraba una amplia habitación  y un moderno baño estilo europeo. Personalmente, uno de los detalles que más me gustó fueron los grandes cazasueños que se encontraban en la cabecera de la cama.

Las opciones de desayuno son amplias y aptas tanto para aquellos deportistas que quieren empezar con energía como para aquellas personas que quieren descansar y tomar un desayuno más ligero.

Reservar en Ola Ola Lombok

El resto del hotel seguía en construcción y en ese momento sólo disponían de 3 habitaciones y una pequeña zona común. En unos meses el hotel estará terminado y dispondrá de más habitaciones, restaurante con oferta gastronómica para todos los gustos (cocina local, europea, vegetariana…) y ¡una piscina!

LOMBOK: VISITANDO SELONG BELANAK

Selong Belanak es un pueblecito pequeño. Muy muy pequeño podríamos decir ya que solo hay un pequeño supermercado, un par de restaurantes (las únicas opciones para cenar) y LA PLAYA. Si amigos, la playa en mayúsculas ya que no es bonita, ¡es preciosa!

En la playa se encuentran múltiples chiringuitos (sÓlo abiertos durante el día) y una gran variedad de escuelas de surf en donde poder iniciarte. La playa es kilométrica, de arena blanca y agua cristalina y rodeada de naturaleza que hace que el paisaje te deje sin aliento.

Es un auténtico lujo poder echar la toalla en esa arena y poder disfrutar del sol en un lugar casi de ensueño. Además, no hace falta saber hacer surf para disfrutar de las olas sin tabla. Tanto mis amigas como yo no dudamos ni un momento en meternos en el agua y dejar que las olas nos sacaran el “Peter Pan” que tenemos dentro. Me arriesgaría a decir que estuvimos una hora de reloj saltando olas, dando vueltas debajo del agua y riéndonos como niñas pequeñas.

Además, como curiosidad, en algunos momentos del día pasean por la orilla una manada de bueyes (o animales parecidos a los bueyes) que da mucha más ruralidad al paisaje. ¿Por qué pasean por la arena? Pues no lo sé, pero es divertido de ver.

Y para finalizar con mis piropos a esta magnífica playa solo diré que no hay mejor manera de acabar el día que comprando un coco (o una cerveza o un refresco) y sentarse en la arena para contemplar el atardecer y la combinación de colores que se crean en mar y cielo.

LOMBOK: SURF EN SELONG BELANAK

Por fin llegó el día que tanto esperaba, ¡el día de iniciarme en el surf! Nosotras hicimos las clases con el equipo de Ola Ola Lombok ya que nos ofrecieron un pack de alojamiento de 3 noches con dos clases de surf por 150€ por persona (desayuno incluido).

La clase no empezaba hasta las 12h (ya que la hora buena para hacer la clase depende de la marea y el tiempo y eso lo dejo en sus manos porque yo no entiendo nada) y tuvimos tiempo para desayunar, relajarnos un poco en la playa y jugar como niñas pequeñas con las olas. A las 12h, Lalu (seguramente no se escriba así, pero me guío por la pronunciación) nos esperaba con las tablas y la camiseta para iniciar la clase.

Primero hicimos unos ejercicios en la arena donde Lalu nos enseñaba la posición que debíamos tener en la tabla, cómo remar y cómo ponernos de pie. Tras varias prácticas en la arena, nos dio el visto bueno para entrar en el agua. ¡Tranquilos que con Lalu nada puede ir mal! Es un experto en el agua, ve las olas venir de una forma que a día de hoy yo todavía no entiendo y solo os diré que a la primera ola que pillé (bueno, Lalu me dio un empujoncito…) ¡me puse de pie! Tanto mis amigas como yo lo pasamos en grande surfeando y teniendo a Lalu como profesor. El surf está hecho para nosotras chicas, esto solo es el comienzo ☺

Al día siguiente la marea buena era a primera hora de la mañana así que nos tocó madrugar y entrar al agua. Suerte que allí el clima es perfecto a todas horas y en ningún momento pasamos frío. Y este segundo día fue igual de bueno que el primero, perfeccionando nuestras posturas e intentando pillar las olas sin ayuda de Lalu (esto sí que es misión imposible).

Es un auténtico lujo hacer surf en esa playa de agua cristalina. Estando en el mar encima de la tabla puedes observar tu propia sombra en la arena. Miras a tu alrededor y sólo ves aguas cristalinas a tu alrededor y naturaleza. Ésta es una de esas imágenes que no quiero que se me borre jamás de la mente. Y Lalu sumó a nuestra experiencia con su profesionalidad y alegría.

LOMBOK: LOS ALREDEDORES DE SELONG BELANAK

Selong Belanak no destaca por ser una enorme ciudad pero sí que es un buen punto donde quedarse por su tranquilidad, su playa y su fácil acceso a sus alrededores en moto.

En Lombok, como en cualquier parte de Indonesia (e incluso de Asia), alquilar una moto te da mucha libertad. Y Selong Belanak no es una excepción.

Nosotras decidimos alquilar una moto una tarde e ir a hacer nuestras últimas compras del viaje a Kuta Lombok, la que podríamos decir que es la capital de la isla. De camino a Kuta nos paramos a comer a Mawun Beach, otra playa espectacular

Kuta también me sorprendió. Iba con la imagen de Kuta Bali y sinceramente, no tiene nada que ver. Sí que es una ciudad más hecha y turística, con múltiples tiendas de ropa, una amplia oferta hotelera y “más vida”. No puedo opinar mucho ya que pasé pocas horas en Kuta pero sí que puedo decir que no me hubiera desagradado hospedarme allí, el lugar tenía buenas energías.

El trayecto en moto fue de lo mejor entre naturaleza y miradores que creaban paisajes preciosos con el mar de fondo. Es una lástima que sólo estuviéramos 3 días ya que Lombok es de esos lugares en los que yo me hubiera quedado una semana y me hubiera querido perder cada día con la moto en busca de lugares mágicos. Además, me quedé con ganas de hacer el trekking por el famoso volcán Rinjani. ¡Ya tengo una excusa para volver!

Si tenéis más consejos para hacer surf y visitar Lombok, dejadnos un comentario ¡Nos vemos por las olas!

 

ℹ️ Si tienes pensado viajar a Bali y buscas información detallada, consulta aquí todos los artículos de la guía dedicada de Bali.

ℹ️ Si tienes pensado viajar a Indonesia y quieres inspirarte y preparar tu itinerario, puedes leer aquí nuestro diario de viaje de 24 días:

 

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...