Alojamiento: Dónde dormir en Las Palmas de Gran Canaria

En mi reciente viaje a Las Palmas de Gran Canaria, tuve el placer de alojarme en uno de los sitios más bonitos y con más encanto en los que he estado nunca. Los que me leéis desde hace tiempo sabéis que soy una persona flexible, que lo mismo duermo en un hostel compartiendo habitación (y a veces ronquidos) (y otras veces charlas infinitas), que en una pensión, que en un AirBnb, una casa rural, un hotel boutique o en un resort.

La casa de Vegueta

Comedor de La Casa de Vegueta

A lo largo de los últimos años, casi siempre gracias al blog, he tenido la gran suerte de recibir invitaciones para dormir en sitios en los que jamás pensé que podría alojarme. No por los precios (que a veces también) sino por el emplazamiento, la baja disponibilidad o la exclusividad.

Sin embargo, hay sitios que a uno se le quedan grabados en la memoria. Por eso, ya hace un tiempo, preparé una lista con 5 hoteles que me enamoraron y otra con los 8 mejores hostels de mi vuelta al mundo.

En esta ocasión me gustaría contaros un breve cuento y hablar de un rinconcito en el corazón del barrio de Vegueta, conocido como La Casa de Vegueta, el que para mí es el mejor alojamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

Érase una vez… El cuento de Ana

La Casa de Vegueta fue construida en 1913, diseñada por el arquitecto Fernando Navarro.  Pero una casa no es nada sin alma. Y el alma de la casa es Ana. Hasta hace unos años, la casa no era más que un hueco que albergaba una oficina. En ella trabajaba un equipo coordinado por Ana. Ana trabajaba mucho, muchísimo, y lideraba importantes proyectos. A Ana le gustaba mucho viajar, y escribir, y charlar.

La casa de Vegueta

Un día, pero no un día cualquiera, Ana decidió cerrar la puerta de la oficina definitivamente. Ese día no miró atrás. Agarró su equipaje y se marchó a Sudamérica. Después hizo algunos viajes más: Asia, Europa, África… Todavía no os lo había dicho, pero Ana es una apasionada de Marruecos.

La casa de Vegueta

Érase una vez… El cuento de Vegueta

Un tiempo más tarde, quizás ya más tranquila tras la emoción inicial cuando uno cierra una puerta y se marcha lejos, Ana regresó a Las Palmas de Gran Canaria. Venía dispuesta a abrir la puerta de la casa nuevamente. Solo que esta vez la abrió para cambiarla.

La casa de Vegueta La casa de Vegueta

Mientras trabajaba con esmero en la renovación de la casa, el destino parecía ir arrojando a manos de Ana, casi por casualidad, piezas de artesanía únicas y delicados muebles del renombrado arquitecto Miguel Martínez Fernández de la Torre.

La casa de Vegueta La casa de Vegueta

Un tiempo más tarde, lo que antes había sido una oficina, se convirtió en un coqueto y acogedor Bed and Breakfast de 3 habitaciones cuyas puertas se encuentran en un luminoso patio interior.

Cada cuadro de la casa, cada azulejo, cada ventana, cada rayo de sol que entra desde el cielo hasta el patio cuenta una historia en La Casa de Vegueta a cada paso. Y si no, pregúntale a Ana.

La casa de Vegueta

Cada desayuno es diferente y lleno de color, sabor y amor (porque eso, – y que alguien se atreva a decirme que miento – se nota). Cada huésped es único, y especial. Cada huésped es una persona que deja, de algún modo, su huella en la casa. Porque el final del cuento lo escribe cada uno a su manera.

La casa de Vegueta La casa de Vegueta La casa de Vegueta

Algunos me llamaréis exagerada. Otros mentirosa. Pero yo no he hecho nada más que contaros un cuento muy bonito de una casa muy bonita en la que me quise quedar a vivir. Tal vez en otra vida me convierta en Ana. Al fin y al cabo ambas somos fanáticas de los buenos desayunos. Mientras tanto, seguiré buscando.

 

¿Quieres leer más información sobre Las Palmas de Gran Canaria? Pues no te pierdas estos otros artículos:

 

[Agradecimientos] Gracias, Ana, de corazón, por no sólo abrirme las puertas de La Casa de Vegueta sino las de las conversaciones sin fin, las de la experiencia y las anécdotas. Espero de verdad que algún día nuestros caminos se vuelvan a cruzar.

Gracias también a Elena, Ángel y Armando, de la Oficina de Turismo de Las Palmas por leerme, por intentar conocerme a través de mis palabras y buscarme un alojamiento que es más yo que yo misma.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...