Rumanía en una semana: Itinerario y planificación de alojamientos

Rumanía es un país grande y con muchas zonas para visitar, pero si tu idea es recorrer los lugares más emblemáticos, vamos a contarte cuáles son las visitas imprescindibles y cómo planificar tu ruta de la mejor forma posible.

Lo primero… Necesitarás un coche. Sobre todo porque el transporte público en Rumanía no es el mejor del mundo. Y con el coche, serás libre como el viento. Las carreteras, aunque estrechas y con muchas curvas en algunas zonas, están bien indicadas, pintadas y asfaltadas, así que peligro no hay ninguno.

Nosotros reservamos el coche en AutoEurope y la verdad que todo genial. El coche estaba nuevecito y no tuvimos ningún problema con él. Eso sí, ojo por dónde te metes. Las carreteras, como decía, están bien, pero hay que ir con cuidado por las montañas, especialmente en los pasos altos. Trata de informarte antes del estado de las carreteras.

A la hora de planificar el viaje de una semana por Rumanía empezamos con muchos puntos a visitar y acabamos por descartar muchos de ellos, sobre todo porque al final es mejor ver un poco menos y verlo bien que estar todo el día en la carretera.

Subida a Transfăgărășan

Por eso, consideramos que el itinerario final del viaje es bastante acertado, aunque si tenéis opción de hacerlo en 10 días y parar dos noches en alguno de los sitios, sería aún mejor. No fuimos estresados, fuimos con calma y bien, pero nos hubiésemos quedado un día más en Sibiu, por ejemplo, y también en Cluj Napoca.

La ruta que decidimos es la que recorre los mejores lugares de Transilvania, añadiendo la visita de la capital, Bucarest. De este modo, planificamos una ruta circular bastante chula para no pasar dos veces por los mismos sitios.

Itinerario para una semana de viaje en Rumanía

  • DÍA 1: BUCAREST – SINAIA (Castillo de Peles) – BRAN (Castillo de Drácula) – BRASOV. Noche en Brasov.

Si tienes más de 7 días, sería conveniente dividir este día en 2 y tal vez hacer noche en Sinaia. A nosotros nos coincidió un momento de puente en Rumanía y había grandes atascos, por lo que tardamos mucho en el desplazamiento de este día. Pero aunque no haya atascos, todas estas visitas merecen mucho la pena.

En Sinaia podrás visitar el impresionante Castillo de Peles y su hermano pequeño Pelesor.

En Bran está el famoso Castillo de Drácula construido sobre la piedra. OJO, recuerda que Drácula nunca vivió allí, sino que solamente pasó un par de noches, pero aún así, mola. También comento lo de dividir los días porque nosotros no pudimos entrar, ya que la cola era de unas dos horas por lo menos, y con eso ya nos poníamos en la hora de cierre.

Aparte del Castillo, el propio pueblo de Bran tiene mucho encanto.

Por último, Brasov, una ciudad espectacular donde si quieres también da para pasar un día entero completo.

ℹ️ Aquí puedes leer el artículo con las visitas imprescindibles de Brasov en un día.

  • DÍA 2: BRASOV – SIGHISOARA: Noche en Sighisoara.

La ruta en coche por Rumanía entre Brasov y Sighisoara no es demasiado larga y se hace bastante bien, aunque ve pendiente porque hay muchas curvas en la carretera.

La fortaleza de Sighisoara es la única habitada al sureste de Europa y es Patrimonio de la Unesco porque es verdaderamente impresionante. Las callejuelas y los rincones dentro de la pequeña fortaleza son una delicia.

  • DÍA 3: SIGHISOARA – MINAS DE SAL DE TURDA – CLUJ NAPOCA: Noche en Cluj.

Aquí podéis ganar tiempo evitando, directamente, la parada en las Minas de Turda. Recomendadas hasta la saciedad me parecieron un lugar feo, caro y turistizado de una forma horripilante. ¿Pagarías 7€ por ir a jugar a los bolos a una mina de sal?

Ya he recibido insultos por decir que este lugar me pareció una paletada, y me da igual, es lo que pienso. Para mí, es un lugar que no merece la pena. Si quieres ver unas minas de sal espectaculares, vete a Wieliczka en Polonia, eso sí que es magnifico.

Y no te pierdas Cluj Napoca y si puedes, dedícale un día extra. Nos pareció una ciudad preciosa y majestuosa, llena de vida y también de color.

  • DÍA 4: CLUJ NAPOCA – ALBA IULIA – SIBIU. Noche en Sibiu.

El trecho de carretera de este día también es bastante largo, así que es mejor madrugar. La parada en Alba Iulia es obligatoria en un viaje por Rumanía, ya que la fortaleza es una de las más bonitas que he visto nunca.

Es famosa porque desde arriba, los muros que la rodean forman una estrella. Y dentro, puedes ver lo bien cuidado que está todo. Aunque claro, no tiene la vidilla que hay en Sighisoara.

Sibiu también es otra visita imprescindible en un viaje por Rumanía. Creo que, contra todo pronóstico, se convirtió en mi ciudad favorita del país. Al parecer la han cambiado mucho (para mejor) en los últimos años, tras convertirse en Ciudad Europea de la Cultura en 2007.

Tejados que parecen tener ojos en Sibiu

  • DÍA 5: SIBIU – TRANSFAGARASAN – BUCAREST: Noche en Bucarest.

Esta es otra ruta para hacer con calma desde primera hora ya que el paso de Transfăgărășan es peligroso y muchas veces está muy colapsado, sobre todo en verano, que es cuando más turismo recibe.

Este paso de montaña, al que se llega a través de unas impresionantes carreteras serpenteantes, ha sido nombrado por Top Gear como la mejor carretera del mundo. A esto tengo dos cosas que decir: la primera es que la carretera, el paisaje y las vistas son INCREÍBLES. La segunda, que decir que la carretera es la mejor del mundo, me parece exagerar un poco.

Es muy bonita, pero también en Creta hay pasos de montaña con carreteras similares y también en Nueva Zelanda. De todas maneras ya sabéis cómo va esto. Decir que un sitio es el mejor de algo, siempre vende.

En cualquier caso, creo que pasar por Transfăgărășan es obligado en un viaje a Rumanía (si vas en verano). Si vas en invierno, sólo hay acceso a una parte y la otra tienes que hacerla en funicular, ya que el paso está cortado por nieve. Los Cárpatos son así ;)

  • DÍAS 6 y 7: BUCAREST

ℹ️ Puedes hacer click aquí para leer la mega guía completa de Bucarest que nos hemos currado.

 

¿Dónde dormir? Resumen de alojamientos para una semana en Rumanía. Ciudad a ciudad

  • DÍA 1: BRASOV: Centrum House Hostel

Tienen habitaciones compartidas y también privadas, como fue el caso de la nuestra. En ella teníamos espacio para 3 personas (aunque éramos dos) y un baño privado para nosotros. Nos pareció una opción muy buena relación calidad – precio. Las habitaciones son sencillas pero acogedoras y están en muy buen estado y sobre todo, muy limpias.

Reservar alojamiento en Brasov

Centrum Hostel Brasov

    • DÍA 2: SIGHISOARA: Pensión casa Saseasca

Por 33€ la noche tuvimos una habitación estupenda para dos personas en pleno centro de la ciudadela y enfrente de la catedral. Mejor posicionada, imposible.

Me encantó la decoración de la habitación porque iba totalmente con la estética de color de la ciudadela de Sighisoara con una restauración muy bonita del mobiliario.

Baño privado completo con bañera, bien equipado (y a juego con el resto de la decoración) y WiFi que funcionaba muy bien. Eso sí, sin desayuno. Pero al lado mismo hay bares y restaurantes.

Si te molan las fotos de esta pensión, puedes reservar a través de los botones que te hemos dejado. Te costará lo mismo y nosotros nos llevamos una pequeña comisión que nos ayuda a seguir con este trabajo. ¡Gracias!

Reservar alojamiento en Casa Saseasca

    • DÍA 3: CLUJ NAPOCA: Casa Dragalina

Nuestro alojamiento en Cluj Napoca no estaba en el centro centro, pero en 15 minutos caminando estabas allí. Teníamos una casa ENORME, como de cuento, para nosotros. Había otros huéspedes en la casa, pero no nos las encontramos.

Podíamos usar el salón y la cocina. De hecho el salón era muy chulo y cómodo. La habitación era sencilla, y muy bien de precio (24€ una habitación doble para dos personas).

Reservar alojamiento en Casa Dragalina

El baño era compartido con otras dos habitaciones y estaba muy bien equipado. Todas las habitaciones tenían una estética un tanto ochentera que les daba un toque muy divertido.

Además, hay jardín y unos perros muy graciosos. Por si te gustan los animales… O por si los odias.

    • DÍA 4: SIBIU: Villa Art O’Clock

El alojamiento de Sibiu fue mi favorito de todo el viaje a Rumanía. Estaba a 15 minutos caminando del centro en un barrio muy tranquilo y me pareció encantador.

Aparte de tener un precioso jardín con mesitas para cenar y hasta barbacoa, cada habitación era diferente (bueno, al menos las dos que vimos), y con una decoración que parecía de Alicia en el País de las Maravillas.

La dueña, además, nos cayó muy bien y fue muy amable con todas las indicaciones que nos dio.

El precio: 38€ la noche una habitación para dos personas.

Reservar alojamiento en Art O’Clock

  • DÍAS 5, 6 y 7: BUCAREST: Little Bucharest Old Town

 

El hostel se encuentra en pleno centro, más céntrico imposible y está en uno de los edificios históricos que han sido rehabilitados. Se divide en varios pisos dependiendo del tipo de habitación, puesto que tienen dormitorios compartidos pero también tienen habitaciones privadas.

Reservar alojamiento en Bucarest

Si te ha gustado nuestro itinerario de viaje por Rumanía en una semana, aquí puedes leer otros artículos sobre el país.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...