¿POR QUÉ? ¿Por qué dar la vuelta al mundo (RTW)?

Pues sí… supongo que os preguntaréis por qué… ¿Por qué dar la vuelta al mundo? ¿Cuál es la motivación? Pues aquí están nuestras 5 razones para ello:

 

1- Cumplir con el PROYECTO V de Eva

Todo empezó hace un par de años, con un sueño. Algo que decidí llamar el Proyecto V.

 

  • V, porque desde que estuve en China siempre hago la V de la Victoria o de la Paz con una mano cuando me saco fotos chorras.
  • V porque es el gesto que hago con los dedos cada vez que empiezo mis vacaciones.
  • V porque también lo hago cuando empieza el Verano (llamadme tonta, pero es que soy muy fan)
  • V porque es la V de Vuelta al mundo.

Y hoy puedo decir, no sin emocionarme, que el Proyecto V es real. Sí, NOS VAMOS A DAR LA VUELTA AL MUNDO. No serán todos los países, ni todos los continentes, pero por dar la vuelta que no quede. Y, lo más importante, serán muchos destinos fascinantes que nos morimos por conocer.

 

2- Romper con nuestra zona de confort

Es lo que pasa con los sueños. Hay gente que tiene sueños por los que nunca lucha. Otras veces simplemente es imposible realizarlos, por las circunstancias de cada uno. En nuestro caso, somos ese tipo de personas que no quieren envejecer y darse cuenta de que se arrepienten de lo que no han hecho. Tan sencillo como eso. Habrá mil cosas hechas por las que nos arrepentiremos, pero arrepentirnos de lo no hecho… ¡ESO NUNCA!

Este viaje es el inicio de un sueño.

Este viaje es una ruptura con todo, un adiós a la zona de confort, una bienvenida a un futuro incierto que nos da tanto miedo como a cualquiera de vosotros… Pero, ¿qué podemos decir? ¡Sin riesgo no hay aventura!

 

3- Dejarme llevar, por una vez, por lo que quiero hacer y no por lo que debo

Habíamos leído tantas cosas sobre cómo reaccionan la familia y amigos de los demás al contarles este tipo de cosas que, sinceramente, íbamos algo “acojonadillos”. Pensábamos que habría drama o que generaría un poco de shock (somos unos peliculeros, jaja) pero se lo han tomado bastante bien (quizás porque ya saben con quiénes tratan).

Algunos nos dicen que estamos mal de la cabeza, otros que les damos envidia pero que ellos ni locos…  y otros nos animan a llevar a cabo aquello en lo que creemos, porque es ahora o nunca.

Pero al final todo se reduce a QUERER cumplir un sueño (y tener algo de dinero, para qué negarlo). Hay quien gasta su dinero en un coche, o en ropa, o en un móvil súper caro. Otros queremos invertirlo en viajar y en cumplir ese sueño. No nos importa no tener una tele. No nos importa saber que vamos a pasar un año llevando las mismas 4 camisetas. No nos importa dormir cada día en una cama (ni que algunas de ellas vayan a ser una mugre), no nos importa cargar con una mochila donde sólo y únicamente irá lo imprescindible. Es un año, sí, es mucho tiempo, es una vida… pero será nuestra. Y por primera vez vamos a hacer algo que nos hace completamente felices. Viajar, vivir, descubrir y escribir contándolo.

 

4- Hacer de este año el mejor año de nuestra vida

Queremos convertirlo en el año que aburrirá a nuestros nietos con las historias. Queremos experimentar, aprender a vivir con lo mínimo y a apreciar lo no material. Hasta ahora en este tipo de viajes siempre he visto parejas que se van juntas. En este caso, romperemos una lanza en favor de la amistad y mi gran amigo y compañero de viajes Javi se viene conmigo. Nos pasarán mil cosas, seguro, pero confiamos el uno en el otro y eso es lo más importante.

 

vuelta-al-mundo-unaideaunviaje.com

 

5- Afrontar nuestros miedos

Pero sí, nos da miedo dejar el trabajo, evidentemente, y nos da miedo pensar en gente de la que nos despediremos y que tal vez no esté cuando volvamos, da miedo no saber qué sucederá al regreso, no encontrar las cosas como las dejamos, reconocer que hemos perdido o que nos hemos equivocado… incluso, y por qué no, da no sé qué pensar que lo que vayamos a vivir no le interesará a nadie… inquietudes de todo tipo que generan ansiedad, pesadillas y angustia en estas últimas semanas antes de salir de viaje. Pero ahora es el momento de salir y disfrutar de lo que vaya a venir. Y cuando toque volver, pues ya se verá.

Vamos a afrontar nuestros miedos y a tratar de ayudar a otros a superarlos. Y muy pronto os contaremos cómo.

 

Sabemos que soltar esto, así… no dejará más que nuevos interrogantes: ¿Dónde? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Qué?

 

 

Más posts sobre nuestros preparativos de la vuelta al mundo:

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...