Los mejores parques naturales de Mallorca

Si de algo puede presumir la isla de Mallorca, a pesar de que la fama se la lleven sus increíbles playas y su infinidad de calitas escondidas, es de la gran cantidad de espacios naturales, entre los que se incluyen algunos de los Parques Naturales más bonitos de España.

Yo tengo la gran suerte de tener amigos que viven en Mallorca desde hace años y también amigos que son de Mallorca, por lo que más allá de las rutas comúnmente turísticas, en mis viajes a la isla resultó tremendamente gratificante ir de la mano de una persona local y también, encontrarme cara a cara con algunos de los espacios naturales más increíbles que he visto en mi vida.

Aguas cristalinas, Mallorca

A pesar de que no conozco Mallorca a la perfección, sí que me gustaría destacar los Parques Naturales que, en mi opinión, se merecen un lugar destacado, por tener algo único difícil de encontrar en otro lugar o simplemente por la belleza que les caracteriza.

Si todavía no has visitado Mallorca, hazte con un coche de alquiler y aprovecha para recorrerla de cabo a rabo. Hay webs como Liligo que te ayudarán a comparar coche a buen precio y sobre todo, con las características que ofrezca cada agencia. Ten en cuenta que las carreteras en Mallorca son en muchos casos carreteras de montaña serpenteantes, así que mejor alquilar con una empresa fiable.

1- Parque Nacional Marítimo Terrestre del Archipiélago de Cabrera

A este bonito parque natural puedes llegar en barca desde la Colonia de Sant Jordi  y también desde Porto Petro. Todo el recorrido en la isla principal está marcado por senderos acotados, de forma que no se interfiera masivamente en la fauna y flora del parque, ya que es un referente a nivel nacional. Aunque la más conocida es la isla Cabrera, el archipiélago cuenta además con 6 islas más pequeñas y una docena de islotes. A nivel histórico hay que destacar que aquí se encontraba la prisión de las Islas Baleares, donde los prisioneros franceses eran retenidos durante las guerras napoleónicas.

La gaviota de Audouin, la lagartija o el águila pescadora son algunas de las especies relevantes en el parque, aunque quizás los tesoros más increíbles se encuentran en sus fondos, con cuevas como la destacada Cueva Azul. Para quien se anime a bucear o hacer snorkel, la Cabrera es un lugar mágico para disfrutar del mundo submarino. Eso sí, es importante tener en cuenta que para actividades de buceo se requiere de un permiso especial que hay que solicitar con anterioridad. De hecho, la costa de la Cabrera está considerada como una de las mejor preservadas de España y también del Mediterráneo.

Isla de la Cabrera

Las rutas de senderismo que se pueden hacer en la isla llevan al viajero en un paseo que discurre entre calas y acantilados. Algunas de las rutas se pueden hacer por cuenta propia y otras disponen de servicios guiados para quien lo desee. En la oficina de turismo que se encuentra al llegar a la isla se pueden concretar estas actividades.

2- Parque Natural de s’Albufera

Este parque que constituye la zona húmeda más extensa de Baleares y se encuentra separado del mar por una hilera de dunas muy bien preservadas.Éste fue el primer parque natural de Baleares y toma su nombre de la palabra al-buhayra, palabra árabe que significa laguna. Es importante tener en cuenta que para visitar s’Albufera se requiere un permiso de visita que es gratuito, pero que hay que solicitar en el centro de recepción Sa Roca.

Quizás uno de los alicientes principales de este parque natural mallorquín es el hecho de que, además de las sendas que se pueden recorrer a pie, también es posible hacer rutas en bicicleta. En cualquier caso, todas las rutas son de dificultad baja y están perfectamente señalizadas.

La importancia de este parque reside, por un lado, en los cambios constantes en sus caudales de agua, que se encuentran con niveles más elevados en épocas de fuertes lluvias, y por otro, en la riqueza de su vegetación y de su fauna, destacando especialmente las aves, para las que hay casetas de madera de observación. Se cuentan más de 300 aves distintas en sa’Albufera, y más de 10.000 ejemplares hibernan en el humedal, como las garzas o los estorninos. Es importante hacer el recorrido llevando antimosquitos, pues al ser una zona húmeda la concentración de mosquitos es elevada.

No muy lejos de Sa Roca se encuentra el centro de interpretación de medio Can Bateman. Es interesante realizar una visita antes de adentrarse en el parque, pues explica la formación de s’Albufera, hace 18 millones de años, y los cambios han tenido lugar con el paso del tiempo, desde la época romana, pasando por árabes, hasta llegar a los proyectos de desecación de s’Albufera para su aprovechamiento agrícola en siglo XVII.

3- Parque Natural de Mondragó

Catalogado como lugar protegido por la riqueza que presenta a nivel ornitológico, el Parque Natural de Mondragó cuenta con una gran variedad de paisajes y gran valor ecológico en cuanto a fauna y flora se refiere. La belleza de sus barrancos, los acantilados y las playas de arena fina y aguas cristalinas, constituyen otro de los principales atractivos para visitar Mondragó.

Las playas del parque están bastante concurridas en la época estival, por lo que la temporada de otoño es una época mucho más recomendable para recorrer cualquiera de las sendas y sobre todo, para el avistamiento de aves. La ruta general que recorre todo el parque se puede hacer cómodamente en apenas dos horas, visitando los lugares de mayor interés, entre los que destacan:

  • Cala Mondragó
  • Mirador de sa Font de n’Alis
  • Cala des Burgit
  • Nido de ametralladoras

Como extra, añadir la visita a la Sierra de la Tramuntana, que es Patrimonio de la Humanidad, y un lugar en el que se mezclan cultura, tradiciones, estética, espiritualidad e identidad.

Islas Malgrats

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...