Crucero festival por el Mediterráneo: Experiencia y consejos

Si eres de la opinión de que viajar en crucero no está hecho para ti, porque te gusta la música electrónica, la fiesta y conocer gente que comparta tus gustos y piensas que eso jamás lo encontrarás en un crucero. O si, por el contrario, crees que nunca te meterías en un festival porque lo de dormir en una tienda de campaña, que te llueva y pegarte una paliza para un fin de semana no va contigo, es porque aún no conoces la combinación crucero-festival.

El que nosotros probamos se llama Shipsomnia y es un concepto original que ha sabido unir lo mejor de un crucero y lo mejor de un festival y crear una experiencia única en el mundo, que por mucho que te cuenten, tendrás que vivir en primera persona para entenderla.

Olvídate de los tópicos de que los cruceros son para gente seria, que va a descansar y que viaja de manera organizada y quítate de la cabeza que a festivales sólo va la gente muy joven, que es incómodo y que, al fin y al cabo, todos son iguales.

Shipsomnia es un festival de música electrónica con todas las comodidades de un crucero y, al mismo tiempo, es un crucero con todo el ritmo y la diversión de un festival.

Para que puedas hacerte una idea mejor, imagina un barco con más de 13 pisos y más de 7 escenarios, repartidos en las diferentes cubiertas y salas, en el que se reúnen DJ’s de primera línea y hacen bailar a más de 2.500 personas de todo el mundo y de todas las edades, apasionadas por la música Techno, Trance, House, Progressive o EDM, todo ello manteniendo la esencia fundamental de un crucero… pues eso es Shipsomnia.

Comparación de crucero festival con crucero convencional

Si quieres unas vacaciones originales, como, por ejemplo, vivir la experiencia de viajar en un crucero, pero lo tuyo son los festivales de música (electrónica, sobre todo) y piensas que una cosa no puede existir con la otra… sigue leyendo porque te contamos 5 motivos por los que Shipsomnia no es un crucero convencional, sino el crucero perfecto para los amantes de la música electrónica.

1.- En un crucero convencional hay actividades dirigidas, normalmente por animadores y en la piscina, que suelen ir a ritmo de canciones pegadizas (tipo “follow the leader”) y en las que participa la gran mayoría de los asistentes al crucero. Sabes a lo que nos referimos, ¿verdad?

En Shipsomnia nadie te dirá a qué tienes que jugar, en qué actividades participar ni cómo tienes que bailar. Siéntete libre de hacer lo que te apetezca en cada momento y de dejarte llevar por la música. Eso sí, no pierdas de vista los carteles con las actuaciones de cada zona.

2.- Un crucero convencional hace paradas para visitar ciudades, normalmente con excursiones programadas y con unos horarios estrictos y suelen ser de tipo cultural.

En este tipo de crucero festival las paradas se hacen en zonas en las que se puede seguir disfrutando de más música, más fiesta y buenas playas. En la edición de este año, las paradas han sido en Ibiza y en Sète . Había opción de reservar visitas guiadas o hacerlas por tu cuenta, y la noche de Ibiza incluía una fiesta muy especial en el Zoo Project.

3.- En un crucero convencional se junta gente con distintos gustos y diferentes formas de divertirse y eso genera a veces grupos diferenciados a bordo del crucero.

Aquí, sin embargo, hay gente llegada de todas partes del mundo con un objetivo común, disfrutar de la buena música electrónica en directo, con ganas de pasarlo bien y de conocer a otras personas con los mismos gustos. Es impresionante el buen rollo que ha habido entre todos.

Sin duda, es una buena opción de crucero para ir en grupo, en pareja o, incluso, solo, porque no llegarás a sentirte solo en ningún momento ;)

4.- En un crucero convencional, se hace un baile en honor al capitán del barco, en el que todos los pasajeros deben llevar sus mejores galas.

En Shipsomnia, por ejemplo, en lugar de llevar tus mejores galas, tendrás que preocuparte por llevar el disfraz más original. No nos hemos vuelto locos, el baile de la última noche a bordo del Shipsomnia “The Shipsomnia Ball” es un baile de disfraces en el que se elegirán al rey y a la reina entre los disfraces más originales y el premio es, ni más ni menos, que un viaje para la siguiente edición… ¿te motiva, verdad?

5.- En un crucero convencional, la fiesta suele ser por las noches y cerrando a una hora prudente.

En esta clase de cruceros festivales la fiesta no para. Desde que embarcas hay música en directo en los distintos espacios. Solo tienes que mirar los carteles de DJ’s de cada escenario, quedarte con los horarios de los que no te quieras perder y disfrutarlo.

 

Comparación de un crucero festival con un festival de música

Si cuando vas de vacaciones eliges viajes tranquilos, de esos en los que no tienes que preocuparte por nada. Si te gusta disfrutar de sesiones de DJ’s en directo, pero buscas hacerlo de una forma especial, sin que ello suponga pegarte la paliza de una acampada, durmiendo mal, comiendo y bebiendo lo primero que pillas, entonces un crucero festival… es tu festival.

Y de hecho, te vamos a contar por qué el crucero festival en el que estuvimos nosotros puede ser el mejor festival al que puedes ir, si lo que quieres es disfrutar de buena música y buen rollo, sin tener que preocuparte por nada.

1.- En un festival de música convencional, se suele hacer acampada o, como mucho, te quedarás en un hotel cerca del recinto al que tendrás que desplazarte cuando acaben las actuaciones.

En un crucero festival puedes disfrutar de un festival en toda regla, al mismo tiempo que descansas en un camarote con todo tipo de comodidades (privacidad, cama comodísima, ducha con agua caliente, etc.), y apenas a dos pasos de los escenarios, por lo que podrás ir y volver cuantas veces quieras.

2.- En un festival de música convencional, la comida suele ser de tipo “fast food” o, como mucho, tendrás la opción de algún “foodtruck” (además lo tienes complicado si tienes alguna intolerancia, alergia o si eres vegetariano o vegano).

En el crucero la comida es lo que menos te preocupará, sea cual sea tu necesidad, ya que cuenta con un bufé libre, con comida de todo tipo durante todo el día, además de los restaurantes para cenar o a la carta.

Puedes ir tranquilo si eres vegetariano, vegano, celíaco, intolerante a la lactosa o requieres cualquier otro tipo de dieta específica. Aquí encontrarás varias opciones en todo momento. Y además, si quieres, te llevan incluso el desayuno a la habitación. ¿Qué más se puede pedir después de darlo todo en la pista?

3.- En un festival de música convencional, las actividades alternativas que puedes encontrar son limitadas y sujetas a horarios.

Sin embargo aquí encontrarás todas las actividades que suele ofrecer un crucero, por si en algún momento te apetece desconectar de la música y hacer otras cosas.

Desde un gimnasio y una pista de baloncesto hasta un minigolf o un casino, pasando por sauna, peluquería, cine, gimnasio, rocódromo, entre muchas otras actividades.

4.- En un festival de música convencional, normalmente se tienen que ir pagando las consumiciones conforme se van pidiendo en las barras o, en el mejor de los casos, puedes comprar tockens y pagar con ellos.

En el caso de Shipsomnia te olvidarás de andar con dinero suelto ya que todo funciona cómodamente con una tarjeta propia del barco. Es decir, al hacer el check-in puedes asociar una tarjeta de crédito a tu tarjeta de pasajero (que tendrás que llevar contigo en todo momento), y así no tendrás que preocuparte ni tan siquiera de llevar la cartera. Solo llevando la tarjeta de pasajero, puedes hacer todo tipo de gestiones a bordo.

5.- Un festival de música convencional, por lo general, tiene lugar en un recinto concreto, acondicionado a la perfección para disfrutar del festival, en el que te sorprenderá de pronto que se hace de noche o que se hace de día (contando con que sea al aire libre).

En un festival en un crucero, podrás disfrutar de unas vistas espectaculares y de unas puestas de sol y unos amaneceres increíbles en medio del mar, mientras disfrutas de las sesiones de algunos de los mejores DJ’s de música electrónica del panorama actual.

 

Consejos para disfrutar al máximo la experiencia de un crucero festival

A continuación te damos una serie de recomendaciones a mayores para que solo tengas que preocuparte de disfrutar en caso de que decidas animarte a vivir un crucero festival

  • Un crucero festival es un crucero especial, por lo que debes pensar muy bien qué llevar en la maleta para que no te sobre ni te falte nada.

Antes de irnos, ya te contamos qué llevar en la maleta para un crucero por el Mediterráneo y te dimos alguna recomendación que esperamos que te sirva de ayuda a la hora de preparar tu equipaje. Y, sobre todo, ¡no olvides tu disfraz!

  • Haz el check-in online con tiempo suficiente antes de embarcar. Es muy importante que no olvides hacer el check-in online para el crucero y llevar impresas tus tarjetas de embarque y las etiquetas para el equipaje.

Es un procedimiento muy sencillo (similar al de un vuelo), que viene muy bien explicado en la página de la empresa encargada del crucero, y que te ahorrará tener cualquier tipo de problema a la hora de embarcar.

  • Siempre que pases la tarjeta de pasajero para hacer cualquier tipo de pago, acuérdate de pedir el recibo. El último día del viaje te hacen entrega de una factura con todo lo que has pagado y te será útil tener los recibos para poder contrastar que todo es correcto y evitar sorpresas o malentendidos.
  • Ve dispuesto a pasártelo bien, a disfrutar de la buena música, a conocer gente de todo el mundo y lleva la mente abierta. Es una experiencia digna de ser vivida plenamente, por lo que tienes que ir preparado a entregarte y no parar.

 

Fotos y artículo redactado por nuestros colaboradores Bea y Rober, bloggers en Germen Viajero.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...