DE PASO POR KUALA LUMPUR: QUÉ VER Y HACER EN 24 HORAS

Kuala Lumpur es una de las ciudades que más me ha gustado de todo mi viaje por el sudeste asiático (y lo puedo demostrar, he estado 4 veces en 7 meses). Debo reconocer que soy una persona de pueblo y un poco “anti ciudad”, pero Kuala Lumpur tiene algo que me engancha. Yo no sé si es la mezcla de culturas (en Malasia conviven la cultura musulmana, la india y la china) que te hacen sentir en varios países a la vez, las buenas energías que se respiran o la gente que es especialmente encantadora, pero Kuala Lumpur me tiene loca.

¿Tienes pensado hacer escala en Kuala Lumpur y aprovechar para hacer una rápida visita? Tengo los consejos perfectos para ti sobre lo que ver y hacer en un día, así como todas las visitas imprescindibles.

 

Si tú también eres de los que actúa por impulsos siguiendo ofertas de viajes que salen puntualmente, no te pierdas las recomendaciones que hago a continuación: Mis últimas 24 horas en el sudeste asiático que se tradujeron en 24 horas en Kuala Lumpur. Ahí me tomé el lujo de hospedarme en un buen hotel (yo cuando viajo me hospedo en hostales y no le doy mucha importancia a la comodidad para dormir, pero las últimas noches antes de volver a casa me gusta pasarlas de lujo para recuperar bien las energías) y visité mis lugares favoritos de la ciudad.

Kuala Lumpur de noche

Kuala Lumpur en un día: Sentirte diminuto ante las grandes Torres Petronas (o “Twin Towers”)

 

Kuala Lumpur ofrece una muy buena red de transportes públicos y podréis llegar fácilmente en metro. Yo soy más de andar, disfrutar del camino y sentir el ambiente, pero hay veces que no podemos perder tiempo andando (marcaros la ruta en maps.me y evaluad si os sale a cuenta) así que no os preocupéis que el metro os lleva donde queráis. Y si no os gustan los metros, tampoco os preocupéis, Uber funciona en Kuala Lumpur y siempre tendréis un coche a menos de 5 minutos de vosotros.

Como última opción siempre podéis coger un taxi (¡fijaros que pongan el taxímetro!) pero lamentablemente esa es la opción que menos recomiendo ya que hay riesgo de estafa (lo siento, no me gusta criticar los negocios locales, pero es la pura verdad).

Vista de las Torres Petronas de noche

Puede parecer que ver las Torres Petronas es demasiado típico y hay gente que puede pensar que no vale la pena (yo lo pensaba) pero error, os aseguró que me impactó y me encantó. Dos torres altísimas y súper brillantes te brindan una imagen que tu mente difícilmente puede olvidar. Os aconsejo ir de noche para poder contemplar las torres iluminadas, en Kuala Lumpur anochece a las 18.30-19.00 así que mi mejor consejo es que vayáis, a poder ser, antes de cenar. Además, delante de las torres hay un parque desde el cual podréis hacer todo tipo de fotos originales (o ya no tan originales porque hay gente que ha hecho maravillas).

Así que amigos, en vuestras 24 horas en Kuala Lumpur la visita a las Torres Petronas por la noche es imprescindible.

Kuala Lumpur en un día: Cenar en Jalan Alor – Bukit Bintang

La zona de Bukit Bintang es como el puro centro comercial de la ciudad con grandes ofertas gastronómicas, centros comerciales y ambiente nocturno para los más fiesteros.

Una de las cosas que os recomiendo hacer es ir a cenar a Jalan Alor, una calle repleta de restaurantes chinos (allí he comido los mejores nooddles de toda Asia) para los que os gusta cenar sentados y puestos de calle para los que os gusta picar e ir probando un poco de todo.

Zona de restaurantes Bukit Bintang

Además, no os podéis ir de Kuala Lumpur sin degustar su famosa (y apestosa) fruta, Durian. Ellos dicen que pese a que el olor es horroroso el sabor es increíblemente bueno, pero creo que eso lo tenéis que comprobar vosotros (mi experiencia es que he pedido una orden de alejamiento contra el Durian).

Bukit Bintang Kuala Lumpur

Los durian son las frutas grandes que se ven colgando arriba a la derecha

Y si vuestra última noche de vacaciones os queréis dar un homenaje y salir de fiesta, Bukit Bintang es el lugar perfecto donde se encuentran multitud de bares y algunas discotecas para lo que no tienen stop ¡Ah, chicas, los miércoles hay bebidas gratis para vosotras! (atención: este blog protege a los lectores contra el alcoholismo pero también se compromete a dar toda la información para que disfruten al máximo de sus viajes).

Kuala Lumpur en un día: Ejercitar los glúteos subiendo las escaleras a las Batu Caves

Las Batu Caves son un conjunto de cuevas con templos en su interior y es uno de los santuarios hindúes más conocidos fuera de la India.

Podéis llegar tanto en metro (una de las líneas tiene su última parada en Batu Caves) como en taxi dependiendo del tiempo que tengáis. Ambos os dejan en la puerta de entrada.

Subida Batu Caves Kuala Lumpur

El lugar es espectacular. En la entrada se encuentran varias tiendas de souvenirs, cafeterías y restaurantes y al final, las escaleras que nos llevan a la cueva principal. Las escaleras parecen ser infinitas (aunque no os asustéis, no son tantas) pero vale la pena ya que el templo que se encuentra arriba es muy especial (no puedo decir que es lo más bonito que he visto nunca, pero tiene unas energías especiales). Id con cuidado con vuestras mochilas ya que hay varios monos esperando que llevéis comida.

La cueva más importante es la que se encuentra al finalizar el tramo de escaleras siguiendo recto. Hay dos cuevas más, una a la derecha y otra a la izquierda. La de la izquierda es la cueva oscura y se debe pagar entrada (unos 20 ringgit) pero no os lo aconsejo ya que como su nombre indica es oscura y no se ve nada. La de la derecha también se debe pagar (unos 5 ringgit) y sí que vale la pena, aunque yo la que más recomiendo es la principal y allí la entrada es gratuita (aunque siempre se pueden hacer donaciones para colaborar con el mantenimiento del templo).

Las Batu Caves no requieren de un día entero para visitarlas así que con unas horas por la mañana tenéis más que suficiente.

Batu Caves Kuala Lumpur

Kula Lumpur en un día: Alojamiento en Villa Samadhi, el mejor hotel de Kuala Lumpur

Yo suelo ser un torbellino viajero a la que le gusta hacer actividades a diario y a la que no le preocupa mucho el confort de sus noches. Eso sí, siempre reservo una parte del presupuesto para los dos últimos días antes de volver a casa ya que lo único que quiero es relax, dormir, piscina y silencio. Si vosotros también sois de los míos, os traigo el mejor hotel de todo Kuala Lumpur, el hotel Villa Samadhi.

Hotel Kuala Lumpur

Tal y como su nombre indica (Samadhi es el estado de trance al que se llega a través de la meditación), el hotel Villa Samadhi es el lugar perfecto para descansar de tus últimos días de viaje gracias a sus habitaciones, sus instalaciones y su encantador personal.

El hotel dispone de muy buena seguridad que te atiende a la entrada para darte paso al maravilloso recinto en el que un gran buda te da la bienvenida. Cruzando un pequeño estanque se encuentra la puerta del hotel en el que unos amables recepcionistas te darán toda la información necesaria sobre los horarios de las comidas, los usos de las instalaciones y te harán un tour por la habitación (sí, un tour, la habitación es inmensa).

Yo me alojé en la habitación Lux Crib y os aseguro que es para quedarse a vivir. En la entrada se encuentra un salón con  una mesa y sofás, seguidamente el dormitorio con una enorme cama y televisión, un despacho y un inmenso baño en el que destaca un gran jacuzzi con cascada. En la habitación no echarás de menos absolutamente nada. Hay fruta, comida, productos de higiene, zapatillas, toallas y todos los canales de televisión por si no quieres salir de la habitación. Me atrevo a decir que es el hotel más detallista en el que he estado nunca ¡no quiero que pase el tiempo!

Reservar en Villa Samadhi

Por la mañana el desayuno no tiene hora límite así que no os preocupéis porque podréis dormir hasta la hora que queráis. El restaurante es precioso, todo decorado muy estilo “zen” y el desayuno es increíble. Se pueden escoger los platos tanto del buffet como de la carta, la variedad es infinita, la calidad insuperable y el trato del personal inmejorable. Y una vez acabado el desayuno podréis descansar tanto en una de las camas de la piscina como en el jacuzzi de la habitación. ¡Esto es puro lujo amigos!

Alojamiento Kuala Lumpur

El restaurante tiene carta de vinos y cócteles durante todo el día y de 6.30pm a 7.30pm ofrecen la famosa “happy hour” en la que podréis degustar cualquiera de las bebidas del menú de forma gratuita. Yo lo único que tomo de bebidas alcohólicas es el vino y puedo decir (ya que mi paladar me lo permite) que saben escoger bien los vinos que ofrecen. No hay nada mejor que tumbarse en una de las camas de la piscina con una copita de vino disfrutando del atardecer. Y luego, para entrar en calor y acabar de hacer el día perfecto, un baño en el jacuzzi ¿Puedo sentirme más reina? Yo creo que no.

No puedo estar más contenta de haber elegido el Hotel Villa Samadhi para pasar mis últimas noches por el sud-este asiático así que no os lo penséis dos veces y disfrutad vosotros también de este maravilloso hotel.

Dónde dormir en Kuala Lumpur

Kuala Lumpur es una ciudad en la que vale la pena pasar al menos 24 horas, así que si tenéis que hacer escala o estáis de paso en la ciudad no lo dudéis dos veces y disfrutad de las muchas cosas que se pueden ver y hacer en Kuala Lumpur. 

 

Si viajas a Kuala Lumpur por un día y tu destino final es Singapur, no te pierdas estos otros artículos:

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...