El regreso: ¿Qué hay después de la vuelta al mundo?

 

Son las 11 de la noche de un viernes en el norte de Inglaterra. Estoy leyendo un libro sobre un tío que quiere suicidarse y de repente se me hace un nudo en la garganta y se me revuelve el estómago. Hoy, oficialmente hace tres semanas que se terminó mi vuelta al mundo tras 11 meses viajando por ahí. Realmente todavía no he tenido tiempo de ser muy consciente de ello, puesto que aún no he dejado de viajar.

En un par de semanas más volveré a Galicia y mi vida volverá a ser la de antes. O tal vez no. Tal vez no porque yo tampoco soy la de antes. Te advierto que éste es un post personal. Que si has venido a por información útil, aquí no la vas a encontrar.

 

el-regreso-vuelta-mundo--unaideaunviaje.com-02.jpg

Estoy fuera de las normas, del lujo y del sistema. Estoy dentro de un cuadro. Pero me encantan las duchas calientes y que haya papel higiénico en los baños. Soy la misma dentro del marco, como una pintura que dejaron en una esquina oscura de una habitación fría. 

 

EL SENTIR

Siempre he sido bastante de escupir sentimientos… El 18 de septiembre cuando dejaba India, mi última parada:

Meses después de iniciar este viaje, montada en un tuktuk que me lleva al aeropuerto, es el momento del regreso. Un viaje que empezó con mi amigo Javi y que tras 5 meses siguió su curso en solitario, pero nunca en soledad.

HE APRENDIDO: a partir de mis aventuras, emociones, tensión, ilusión y decepciones.

HE SENTIDO: alegría, miedo, dolor, tristeza y felicidad. Momentos buenos y malos en los que me he sentido acompañada a veces y no tanto en otras.

HE CONOCIDO: culturas y personas increíbles. Y también mis limitaciones, que son muchas.

HE PROBADO: transportes de todo tipo y muchas actividades de aventura, incluido el trekking más horrible del mundo donde perdí 7 uñas de los pies y sandboarding en el desierto donde me lastimé las costillas de tal forma que me han hecho sufrir dolores inimaginables a lo largo del viaje.

He experimentado con mis sentidos. He respirado olores extraños, he caminado sobre suelos desconocidos, he visto cielos con constelaciones diferentes, me he sorprendido con la aurora austral, he dado la mano a niños a cambio de su sonrisa, he probado platos deliciosos y otros realmente asquerosos, he superado algunos miedos, he oído canciones nuevas que ahora me traen recuerdos especiales. En definitiva… HE VIVIDO.

Vuelvo, con una sonrisa en la cara, las muñecas llenas de pulseras que son memorias de los distintos países por los que he pasado, una flor de tipanie en la mano, flores que me han acompañado a lo largo de todo el viaje, y dejando atrás mi último y mugriento par de chanclas…

 

el-regreso-vuelta-mundo--unaideaunviaje.com-03.jpg

Vuelvo, más pobre que una rata pero más rica que nunca interiormente. Cambiada, creo, para bien. Desde mi partida he tenido miedo a este momento, y sin embargo, aunque mi corazón late más fuerte que nunca, vuelvo tranquila y feliz por haber disfrutado del mejor año de mi vida.

Vuelvo, totalmente convencida de que la decisión de dejar todo atrás e irme fue la correcta.

Es difícil describir con palabras lo que siento, pero como dicen por ahí, “every end has a start” y este final no es más que el comienzo de muchas cosas que están por venir.

Atrás quedan los días en los que llegué a hacer del propio viaje mi zona de confort. Mis pequeñas rutinas que se convirtieron en puntos de referencia para darme estabilidad, como buscar alojamiento, un restaurante barato o un sitio donde hacer la colada. También quedan grandes personas que encontré en el camino y serán difíciles de olvidar.

[…]

Llego a Londres y por primera vez en muchos meses me pongo un jersey. Nadie me pregunta de dónde soy, nadie me sonríe. Ya no estoy en Asia.

Todo vuelve a funcionar de forma organizada, puntual y limpia. La gente camina sin saludarse. Muchos llevan la mirada perdida y evitan el contacto visual. Algunos de ellos, en otro contexto, de habérmelos encontrado en Tailandia o en Vietnam, podrían haber venido a hablarme en busca de nuevas amistades o compañía en el viaje.

Pero estoy fuera de contexto y por primera vez en muchos meses experimento una sensación que creía casi olvidada: el frío.

 

el-regreso-vuelta-mundo--unaideaunviaje.com-05.jpg

 

EL ESTAR

Estoy, aquí. Trato de acostumbrarme. Me gusta volver a estar sentada en un sofá, abrazar a mi perrito, dormir en mi cama, sentir el calor del hogar. Se me hace raro cocinar, usar un microondas de nuevo, fregar los platos. He abierto cajas con mi ropa y me siento afortunada. De repente es como estar en una tienda donde tooooodo te gusta, y es gratis, porque de hecho es tuyo.

He vuelto a ponerme unos vaqueros, y también unos zapatos de tacón. Trato de acostumbrarme mientras estoy aquí. Pero miro atrás y pienso todo lo que hice con mis ropas cutres y chanclas y pienso que ojalá pudiese volver a meter los vaqueros en la caja y repetir cada uno de estos momentos:

Caminar sobre la línea del ecuador, nadar con tortugas, tirarme en bici por la ruta de la muerte abajo, saltar en el Salar de Uyuni, estar rodeada de pingüinos y llegar al fin del mundo. Ver espectáculos de tango, estar enfrente de uno de los glaciares más grandes de la tierra. Emocionarme con los moais, nadar en las aguas de la polinesia. Sentir Nueva Zelanda de una forma inesperada y ver la aurora austral. Confirmar mi amor por Indonesia y sorprenderme con Malasia. Conocer gente increíble. Dejarme caer en las redes de Tailandia. Hacer autostop aquí y allá. Odiar Singapur. Estar enfrente de Machu Picchu, y también de Taj Mahal. Aprender a decir gracias al menos en 7 idiomas nuevos. Ser vegetariana por un tiempo. Tocar la guitarra. Conocer a más gente increíble. Perderme en templos y en arrozales. Ir a una boda musulmada. Colarme en sitios chungos. Vivir 11 meses en verano y olvidar lo que es tener frío.

 

el-regreso-vuelta-mundo--unaideaunviaje.com-07.jpg

Un párrafo o un artículo nunca serán suficientes para contar lo que he vivido en un año. Pero… ¿no dejarías atrás tus vaqueros y tus zapatos por vivir algo como esto?

 

EL SER

Soy la misma, pero cambiada. 

Soy menos egoísta y más comprensiva, aunque está mal que sea yo quien lo diga. Sigo siendo un poco rara y testaruda. Y empiezo a notar un hueco en mi interior, como de ansiedad, que no sé cómo voy a ser capaz de llenar. Por ahora acepto bien la situación. Todavía no he visto siquiera a la gran mayoría de mis amigos.

El hueco interior es probable que se llene durante un tiempo de las anécdotas que tendré que contar una y otra vez, de las respuestas que darán vida a tardes delante de unas Estrella Galicia, de los saludos y abrazos de gente que hace mucho que no veo, de unas tapas en buena compañía… Pero, ¿y después?

 

el-regreso-vuelta-mundo--unaideaunviaje.com-06.jpg

 

¿Y DESPUÉS? ¿QUÉ PASARÁ DESPUÉS?

Me cae una pequeña lagrimita al pensar que no sé nada sobre el después. Después pueden pasar mil cosas, y tengo miedo, lo reconozco. Puede que me dé un bajón terrible por volver a la monotonía, pero puede que el ser una persona positiva me ayude a sobrellevarlo. O puede que me guste asentarme por un tiempo y volver a disfrutar de la compañía de mi familia y amigos. Puede que eche tanto de menos la emoción de no saber qué me depara cada día que tenga que volver a huir.

No soy una persona al uso, eso siempre lo supe. No soy de las que se conforma con lo primero que pasa. Eso es bueno a veces. Otras no trae más que jarros de agua a la cara. Pero no por ello voy a cambiar.

Si has llegado hasta aquí leyendo, que sepas que te estoy más que agradecida. Cuando pasas mucho tiempo sola, viajando de un lado para otro, te das cuenta de alguna forma de quiénes son las personas que se acuerdan de ti de vez en cuando. Los amigos. Pero yo, además, he tenido la suerte de sentirme acompañada por mucha gente que no conozco, muchos que leéis el blog y todas mis desventuras, y eso, no puedo dejar de agradecerlo. Es la gratitud hacia todos los que habéis seguido mis peripecias a través de alguna pantalla o me habéis hecho sentir que no estaba tan sola. Gratitud a los amigos que se han ido acordando de mí, a los que han leído alguno que otro post o han viajado a través de mis ojos.

 

el-regreso-vuelta-mundo--unaideaunviaje.com-01.jpg

 

GRACIAS! 

el-regreso-unaideaunviaje.com

 

 

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...