Venecia en 3 días: Qué ver y hacer

Venecia, la joya italiana que tantos turistas atrae anualmente es uno de esos lugares que odias o amas con locura. En nuestro caso, volvimos enamorados de nuestra visita a la ciudad y es por eso que te proponemos un itinerario perfecto para 3 días, con todas las visitas imprescindibles, pero que puedes adaptar a tu gusto si solamente dispones de uno.

Gran Canal Venecia

¿Cuál es la mejor forma de ir de Bolonia a Venecia?

Nosotros volamos directamente a Bolonia y llegamos a las 23:45. Es fácil la comunicación en bus al centro (6€/persona/trayecto) y la frecuencia es cada 15 minutos. Nos bajamos en pleno corazón de la ciudad, en Stazione Centrale y esa noche nos quedamos a dormir en Bolonia.

Por la mañana volvimos a la estación para coger el tren, que salía a las 9:30 de la mañana y llegamos a Venecia 2 horas después. El precio del billete de tren de Bolonia a Venecia fue de 12,5 € por persona y trayecto. Durante el viaje en tren disfrutamos de la primera perspectiva de la Laguna, la isla de Murano y el Lido.

Día 1 en Venecia: qué ver y hacer. Visitas imprescindibles en la ciudad

Después de nuestro viaje en tren, llegamos a la estación de Santa Luzia, donde nos encontramos con la primera imagen impactante del Gran Canal.  Además se puede ver el Ponte Degli Scalzi (uno de los 4 puentes que cruzan el Gran Canal).

Tomamos el vaporetto línea 1 hasta Fiore. Muy recomendado ya que por 8 € puedes recorrer el Gran Canal y ver todas las fachadas de los palacios y palacetes más bonitos de la ciudad. No olvidemos que las fachadas están diseñadas para ser vistas desde el mar. Si queremos sacar unas buenas fotos de la ciudad desde el barco, debemos prepararnos para soportar algún que otro codazo… Aún así merece la pena para coger un buen sitio y disfrutar de las vistas del Puente Rialto, el Puente de la Academia, el mercado de la pesquería…

Gran Canal y vaporetto, Venecia

Vaporetto por el Gran Canal

Tras dejar las maletas hacemos nuestra primera visita a la Plaza de San Marcos, conocida como el salón mas bello de Europa e imprescindible en un viaje a Venecia. Desde la plaza podemos ver la Basílica de San Marcos con sus 5 cúpulas, el Campanile , el Museo Correr y parte del Palacio Ducal. Hay una armonía preciosa entre los edificios que circundan la plaza, aparentemente simétricos, pero que en realidad no lo son.

Plaza de San Marcos, Venecia

Plaza de San Marcos, Venecia

Es obligado sacarte tu primera foto y disfrutar de un café en el Caffe Florian, uno de los pocos en los que lo podrás hacer, en la barra, por sólo 1.5 €. Es algo impensable tratándose de Venecia. En condiciones normales, cualquier café puede rondar los 5€ en la terraza.

Si quieres visitar la Basílica de San Marcos, prepárate para un buen madrugón y una cola infinita. En la fachada podemos ver grandes mosaicos que describen tanto imágenes de la vida de San Marcos así como el episodio por el cual dos mercaderes venecianos burlaron a las autoridades árabes, robando el cuerpo de San Marcos, introduciéndolo en unas vasijas con carne de cerdo hasta hacerlo llegar a Venecia.

También en la fachada podemos contemplar el león alado que es la imagen de la ciudad y los famosos 4 caballos traídos desde Constantinopla.

La cola para el Palacio Ducal es mucho mas llevadera y a pesar de los 12 € que cuesta la entrada, merece la pena, ya que puedes contemplar el lienzo mas grande del mundo, en la sala del consejo mayor. Es una imagen del poder de la República en su momento ya que podía acoger banquetes de mas de 3000 comensales. Después de ver todas las estancias con mayor opulencia del palacio se da paso, por medio del Puente de los Suspiros, a las celdas.

Palacio Ducal

El puente recibe este nombre por reflejar la angustia que sufrían los condenados al ver la última imagen de Venecia.

Aquí es donde estuvo encarcelado Casanova, que tal y como cuenta la historia fue la única persona que consiguió escapar de estos calabozos. ¡¡Siempre podéis intentar seguir sus paso!!

Tras salir del Palacio Ducal podemos contar dos anécdotas:

  • La primera es que ningún veneciano atraviesa por el espacio que se encuentra entre la columna de San Marcos y San Teodoro.
  • Y la segunda es que, acorde a la tradición sólo había una forma de librarse de la condena de muerte. ¿Veis las columnas de la planta baja del palacio? Intentad rodearlas dejando el palacio a vuestras espaldas y sin dejar caer ninguno de los pies al escalón inferior. Podéis intentarlo, nosotros no lo conseguimos. ¡Caput!

Dimos un paseo por la Riva Degli Schiavione para llegar hasta el barrio de Castello y el Arsenale. Otra muestra del poder de la ciudad en su época. Eran capaces de construir 3 galeones al día.

A lo largo del paseo encontramos varios sitios de pizza al taglio que nos permite comer algo rápido y reponer fuerzas para seguir descubriendo Venecia. Además, no se puede abandonar la ciudad bajo ningún concepto sin comer uno de sus ricos helados :)

Por la tarde regresamos al barrio de Dorsoduro, cruzando el Puente de la Academia. Desde allí se contempla una de las imágenes mas bonitas de Venecia al ver el reflejo de los últimos rayos de sol sobre las fachadas de los edificios del Gran Canal. ¡El lugar perfecto para el atardecer!

Seguimos hasta Punta de la Dogana, el punto mas oriental del barrio, para ver la perspectiva que nos ofrece del Palacio Ducal, desde el otro lado del Gran Canal.

Callejeamos hasta la Plaza de Santa Margarita donde se puede disfrutar de un refrescante spritz en sus terrazas por 5 €. Después de un día completo toca reponer fuerzas disfrutando de la comida tradicional veneciana y sus vinos.

Spritz!

La Plaza de San Marcos merece también merece una visita nocturna, lejos de los turistas que hay el resto del día. Puedes sentarte en el centro y disfrutar de la música en directo que ofrecen los distintos cuartetos de cuerda.

¿Dónde dormir en Venecia?

 

Día 2 en Venecia: Qué ver y hacer. Los alrededores

El segundo día partimos a Murano, Burano y Torcello. La opción más económica es comprar un billete diario de vaporetto (20€) o bien hacerlo en un tour como éste por el mismo precio.

Partimos de la Riva degli Schiavione. Nuestra primera parada es Torcello, donde podemos visitar la primera isla poblada de la laguna. Hoy en día solo quedan unas pocas viviendas, la muy recomendable Basílica de Santa María Torcello y un pequeño trono de piedra que la leyenda le atribuye a Atila.

Continuamos hasta Burano, donde es un gustazo pasear por sus calles, con sus casas pintorescas de pescadores. Se puede disfrutar de una pizza por 7€ y comerla en un banco con vistas a la laguna. Si tienes cuenta de instagram, no sabrás con qué foto deleitar a tus seguidores ;)

Aquí podéis encontrar talleres artesanos y aprovechar para comprar joyas de cristal mucho mas económicas que las de Murano.

BuranoBurano

La última isla que visitamos es Murano, famoso por la elaboración de figuras de vidrio. Debido a los incendios que provocaba el gremio cristalero en la isla de Venecia fueron reubicados en esta isla. Atraídos por la aristrocracia francesa, la República obligó a las cristaleros a quedarse en Murano bajo pena de muerte dado que en la época era un bien de lujo.

Sin ser tan monumental, es una Venecia en miniatura.

Murano

Regresamos a Venecia y nos tomamos nuestro segundo sprizt en la plaza de Santa Margarita. Después visitamos la orilla más al sur de Venecia, la Fondamenta Zattere, donde vimos un antiguo taller de reparación de góndolas, San Trovaso.

ℹ️Para los que quieran viajar en góndola, a nosotros allí nos dijeron que el paseo de de media hora por el Gran Canal eran 80 € por persona y 100 € si lo haces de noche. Hemos descubierto que aquí lo venden por 32 €… ¡Pero demasiado tarde!

Día 3 en Venecia: Qué ver y hacer. Rialto y San Polo

Despúes de un serio madrugón, visitamos Rialto, la pesquería y el barrio de San Polo. En este barrio se pueden contemplar los edificios mas antiguos de la isla, bellas iglesias y excelentes galerías de arte como la Scuola Grande di San Rocco.

Puente Rialto, Venecia

En él atravesamos el Puente de las Tetas, puente en el que la prostitutas enseñaban sus atributos para captar clientes.

En una de sus plazas se encuentra uno de los emblemas de la ciudad, el Gobbo, una estatua de un jorobado donde los habitantes colgaban las críticas anónimas hacia el gobierno de los Dux.

Toca despedirse de Venecia con el último aperitivo en el Campo dei Frari, donde podemos observar su bonita basílica.

ℹ️ Si te queda tiempo hay empresas que ofrecen Free Walking Tours, que son visitas guiadas a pie y gratuitas donde te llevan a sitios menos conocidos de la ciudad y te cuentan su historia de forma amena e interesante. Ésta de aquí es un ejemplo.

 

Estamos seguros de que una visita a Venecia merece mucho la pena, pues hay infinitas cosas que ver y hacer. Hemos tratado de resumir nuestra experiencia y esperamos servir de inspiración en tu próximo viaje y que Venecia también se convierta en una ciudad imprescindible para ti en la que pasar, al menos, 2 ó 3 días.

NOTA: Éste artículo ha sido redactado por mis amigos Patri y Diego tras su reciente paso por Venecia. ¡Muchas gracias, chicos!
Además, este artículo consta de contenido publicitario y enlaces de afiliados. Los enlaces de afiliados son enlaces a terceros que sirven para que nos llevemos una pequeña comisión cuando compras algo a través de ellos. Sin embargo, los precios no varían para ti, así que es una forma en la que nos ayudas a mantener el blog. ¡Gracias!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...