Viaje a Indonesia: días 20 a 24 – Komodo, Rinca y otros paraísos

Finalizamos la historia de nuestra aventura asiática. Primero, como en el artículo anterior, un resumen rápido, para los que quieran ir al grano. Justo debajo, tenéis la Versión Extendida, como ocurre con las grandes historias, donde relatamos las anécdotas más divertidas, impresiones y detalles y consejos interesantes.

 RESUMEN RÁPIDO DÍAS 20 A 24:
 DÍA 20:
* Día navegando en nuestro barco
* Visita a Rinca: los dragones!
* Snorkelling en Pink Beach
* Noche a bordo en la bahía de Komodo
 DÍA 21:
* Día en barco
* Visita a Komodo
* Buceando en alta mar
* Pulau Bidadari
* Alojamiento en Chez Felix
 DÍA 22:
* Día en barco visitando Pulau Sabolo Besar y Pulau serayu
* Alojamiento en Chez Felix. Como Labuanbajo tiene bastante oferta, si quieres comparar precios, aquí tienes la lista de alojamientos.
 DÍAS 23 y 24:
* Vuelo a Denpasar (Bali)
* Vuelo a Jakarta: la locura batik!
* Vuelo a Dubai
* Vuelo a Barcelona
* Vuelo a Santiago
* Muerte y destrucción
Resumen detallado de gastos días 20 a 24: podéis encontrarlo al final del artículo  (PRONTO)
Presupuesto completo del viaje: Lo tenéis aquí: presupuesto
– FOTOS! Todas las fotos de esta etapa del viaje… Haciendo click AQUÍ
VERSIÓN EXTENDIDA DÍAS 20 A 24:
 

DÍA 20: Excursión Rinca – Komodo día I

Como nos íbamos para dos días y dormiríamos en el barco, a las 8 de la mañana ya estábamos preparados junto a Jack de Komodo Diving Paradise para emprender nuestro viaje en barco. Nos acompañó hasta el puerto y allí nos presentó al capitán Thomas y al cocinero de barco, los dos miembros de la tripulación que nos acompañarían en la aventura.
La ruta realizada de los dos días es la que veis marcada en la imagen:
Ruta Rinca y Komodo
Ruta Rinca y Komodo
Poco se puede expresar en palabras de estos dos días, pues la experiencia fue maravillosa, por todo: la compañía, el increíble paisaje que nos rodeaba, las charlas con el capitán, el snorkelling en paraísos perdidos, los dragones de Komodo, los flying fox…
El camino hacia Rinca nos pareció impresionante, rodeados de pequeñas islas y aguas azul turquesa:
                         
                         
Dragón de Komodo
 

Una vez allí, pasamos la mañana paseando en busca de dragones, y tuvimos suerte de ver a algunos. Son  animales únicos y por tanto, eso hace única la experiencia. ¡Y también da un poco de miedo! Hay que decir que se puede escoger entre ruta corta, media o larga, tanto en Komodo como en Rinca. Nosotros, en ambas islas, escogimos la media, aunque se nos hizo corta… así que os recomendamos que escojáis la ruta más larga (cuanto más larga sea, más posibilidades de ver dragones), puesto que el precio es el mismo. Por otro lado, uno no puede pasear alegremente por estas islas, sino que en el momento en el que se accede al parque, cada grupo lleva un guía asignado.

                                 
Otra cosa curiosa es que, en teoría, las mujeres que estén con la menstruación no deberían realizar la excursión, puesto que los dragones tienen el olfato muy fino y está desaconsejado. Pero cada uno, que haga lo que quiera, claro. 

Como habéis comprobado a lo largo de los capítulos de este viaje, no me gusta mucho centrarme en detalles técnicos o históricos que cualquiera puede encontrar en la wikipedia, jeje, pero en este caso me gustaría relataros la leyenda de los dragones de Komodo, el cuento para dormir :)

Leyenda Komodo
Leyenda Komodo

Hace mucho, mucho tiempo, una princesa vivía en Komodo. Era conocida por el nombre de Putri Naga (Princesa del Dragón). La princesa se casó con un hombre llamado Majo y juntos, tuvieron dos gemelos: uno era un niño-bebé y el otro, un niño-dragón. El humano, llamado Si Gerong, creció entre los hombres. El dragón, Orah, creció en el bosque. Ninguno sabía nada del otro.

 
Años más tarde, Si Gerong, ya adulto, disparó a un ciervo mientras cazaba en el bosque. Cuando se acercó para recoger su presa, un gran lagarto apareció de entre los matorrales y, ferozmente, se hizo con ella. Si gerong trató de cazar a la bestia, pero fue en vano. El lagarto permanecía sobre el cadáver, advirtíendole con sus afilados dientes.
 
Si Gerong alzó su lanza para dar matar a la bestia, cuando de pronto apareció una radiante mujer: la Princesa del Dragón. Con rapidez, ella separó a los enemigos, diciéndole a Si Gerong: “No mates a este animal. Ella es tu hermana, Orah. Os di a luz juntos. Considérala tu igual, puesto que sois gemelos.”
Desde entonces, los habitantes de la isla tratan a los komodos con amabilidad. Los animales se mueven en libertad por los bosques, alimentándose de jabalíes, ciervos y otros animales del bosque y no podrían valerse por sí mismos si fuesen alimentados por sus hermanos, los humanos.

                         Rinca
Saltando por Rinca
Saltando por Rinca



Antes de dejar Rinca, nuestro cocinero nos preparó una deliciosa comida a bordo y luego salimos hacia la Pink Beach, a bucear rodeados de corales rosas. Después, mientras el atardecer caía sobre nosotros, tomamos rumbo a la bahía de Komodo, donde haríamos noche, no sin antes disfrutar de la espectacularidad de los Flying Fox, apostados sobre los árboles del manglar, emprendiendo vuelo en bandada, todos juntos, al atardecer. ¡Una experiencia inolvidable! ¡No dejéis de verlos!

 

     

DÍA 21: Excursión Rinca – Komodo día II
 
Levantarnos por la mañana en aquella bahía fue algo maravilloso. ¡¿Qué más se puede pedir?!
 
Ese día nos tocaba visitar Komodo. Al igual que el día anterior, pasamos la mañana rodeados de dragones y vida salvaje. Después, el capitán nos ofreció soltarnos en el medio del mar, en una zona de corrientes y donde cubría mucho, para intentar ver rayas-manta. Tengo que reconocer que me dio un poco de miedo, así que yo me quedé en el barco, pero todos los demás, se lanzaron a la aventura, y… voilá! tuvieron la gran suerte de ver una super raya!! 
                Raya - Manta
Después de otra deliciosa comida, navegamos hacia Pulau Bidadari, ya rumbo de vuelta a Flores.
 
Nada más regresar a Labuanbajo, decidimos volver donde Jack a reservar otra salida en barco para el día siguiente. Queríamos que nuestro último día fuese tan espectacular como los anteriores, queríamos, una isla para nosotros.

Amanecer en Komodo
Amanecer en la bahía de Komodo
 
DÍA 22: Pulau Sabolo Besar y Pulau Serayu
 
Manglar
Manglar en Pulau Serayu

Nuestro último día fue una mezcla de diversión, fascinación y melancolía. Sabíamos que nos teníamos que marchar, así que lo aprovechamos al máximo. Las dos islas a las que fuimos también nos gustaron muchísimo. La primera, por la soledad y tranquilidad. Isla desierta, deshabitada y solitaria… La segunda tenía pequeños bungalows donde uno podía alojarse y un restaurante donde nos tomamos nuestras últimas bandejitas de fruta del viaje.

Resulta complicado explicar lo que sentimos ese último día. Creo que todos pensamos que ese viaje fue único e irrepetible, pero que además, fue especial, porque todo salió perfecto, porque nos reímos, porque hubo bromas, porque los compañeros fueron inmejorables y la suerte nos acompañó… Y porque, chicos, Noa, Gaby, Clara, Tapi, Diego… ¡somos así! 

 
¡Por muchos viajes como este más! 
 
Para cerrar esta aventura, dejo algunas fotos que creo que expresan mejor que mis palabras lo que allí sentimos. (El final del viaje de paliza de aviones… ¡mejor omitirlo! )
 
Vistas desde Pulau Sabolo Besar
Vistas desde Pulau Sabolo Besar

SIGUE LA RUTA DEL VIAJE:

 -Días 1 – 5: BARCELONA – JAVA (Yogyakarta, Borobudur, Prambanan)
 -Días 6 -8 : JAVA: Volcanes Bromo y Kawah Ijen. Llegada a Bali
 -Días 8 – 12: BALI (Lovina, Ubud, Tanah Lot)
 -Días 12 – 15: Islas Gili
 -Días 16 -19: FLORES. De Moni a Labuanbajo
 -Días 20 – 24: Estás en este capítulo

CAPÍTULO ESPECIAL: La aventura del conductor

PRESUPUESTO DEL VIAJE: Presupuesto

LO MEJOR DE: JAVA, BALI, ISLAS GILI, FLORES


 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...