Érase una vez… Mayo de 2010, Eindhoven, Holanda.

Vivíamos y trabajábamos allí.

Un viernes cualquiera.

 

FLASHMOB: LA IDEA

Un día en el que tomábamos unas cervezas con amigos de otros países… Rocco, de Italia. Kevin, de Francia. Holger, Alemania. Alejandra, México. ¡Chas! De repente surgió la conversación: las flash mobs. Para quienes no lo sepan, una flash mob es una acción organizada en la que un gran grupo de personas se reúne de repente en un lugar público, realiza algo inusual y luego se dispersa rápidamente.

Teníamos que organizar una. Todo se aceleró. En 10 minutos, ya teníamos la idea principal escrita en una servilleta.

 

FLASHMOB: LA ORGANIZACIÓN

La semana siguiente, al salir de trabajar y hasta altas horas, nos juntábamos cada día en casa de Rocco para el montaje y la producción, de la que sería nuestra flash mob.

El reto era grande, pues tendríamos que conseguir reunir a suficiente gente como para que la acción resultase impactante y divertida.

El evento, creado públicamente en Facebook, se fue extendiendo entre los estudiantes de la universidad y otras personas. La gente parecía dispuesta a participar en nuestra locura.

 

FLASHMOB: LA TEMÁTICA

Una de las cosas que más nos preocupaba era que pudiera interferir la policía. Otra, que la gente no destrozase nada. Tampoco teníamos medios ni permisos como para reproducir música en alto en el medio de la plaza mayor.

Entonces, se nos ocurrió: “Un audio. ¡Todo tiene que ser un montaje de audio! La gente se lo descargará el día antes de que tenga lugar la flash mob. Pero no podrán escucharla hasta el día siguiente a las 7 de la tarde. Tendrán que llevar puestos unos cascos y pulsar play a esa hora. Después, simplemente dejarse llevar por lo que le indiquen las instrucciones.

De este modo, evitábamos ser demasiado ruidosos. No necesitábamos ninguna infraestructura y además, la gente que lo presenciase desde fuera no entendería el porqué de todo aquello.

El producto estaba listo para distribuir :D Una idea… una flash mob! Todo el mundo tendría que pulsar “play” a la vez y seguir las instrucciones de una pista de audio que no habían escuchado previamente.

 

EL RESULTADO: LA AUDIO FLASH MOB

Érase una vez… Mayo de 2010, Eindhoven, Holanda.

Vivíamos y trabajábamos allí.

Un viernes cualquiera.

 

¡¡Acción!!

Este es el resultado de lo que sucedió aquel día. Hemos integrado el audio y subtítulos por encima para que se entienda completamente lo que vivieron todos los participantes:

[youtube gG3hwrEyd8w]

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...