Koh Tao, la isla Tortuga

Visitas imprescindibles, cursos de buceo y otras aventuras submarinas

Koh Tao es conocida por ser el paraíso de los submarinistas en Tailandia y un buen lugar donde iniciarse en el buceo de profundidad, puesto que tan apenas existen corrientes, tiene un amplio repertorio de sitios para realizar inmersiones (¡incluido un barco hundido!) y muchísimas escuelas de submarinismo o buceo que ofrecen una gran variedad de cursos a buen precio. Lejos de ser expertos submarinistas, voy a contar nuestra experiencia y conclusiones sobre qué se puede esperar de uno de estos cursos de buceo.

 

Koh-Tao-Sairee-Beach-2.jpg

 

HACER UN CURSO DE SUBMARINISMO EN KOH TAO

Habíamos reservado en la escuela Pura Vida un curso de submarinismo SSI, que junto con el PADI son los más populares y reconocidos internacionalmente. En concreto el Open Water, que es el curso de buceo más básico (después del “bautismo”). Este curso habitualmente se hace en 4 días, pero ya habíamos hablado que 4 días en la isla era demasiado tiempo, así que negociamos con la escuela hacerlo de forma intensiva en 3 días. Fueron 3 días dedicados casi exclusivamente al curso y puede resultar agotador. La opción está allí, pero realmente 4 días es la duración idónea.

¿NECESITAS SEGURO PARA TU VIAJE? 

Llévate un 5% de descuento por ser lector de Una idea, un viaje.

IATI 5% DESCUENTO

El curso se divide en clases teóricas y prácticas, alternadas en los distintos días. En nuestro caso, pasamos la primera mañana de clases y ya después de comer hicimos la primera inmersión directamente en la playa, en una pequeña entrada privada que pertenecía a la escuela. Al día siguiente tuvimos otra mañana de teoría y por la tarde hicimos dos inmersiones en alta mar. El curso de buceo se remata con 2 inmersiones más al día siguiente y el examen teórico posteriormente (en el caso de ser 4 días, creo que el primer día únicamente hay teoría)

 

bucear-koh-tao.jpg

La parte teórica es similar a la de las clases de autoescuela, capítulos temáticos con un test al final para asentar conocimientos. Nuestro instructor explicaba las cosas más complicadas y las más importantes, pero gran parte de la lectura del manual se realiza por tu cuenta fuera de las clases. También te ponen unos vídeos de unos 15 min. sobre cada capítulo. Vamos, que te machacan a conciencia. Y no es para menos, puesto que estar bajo el agua puede resultar peligroso si no tenemos conocimiento de lo que se puede y no se puede hacer. Finalmente el examen no es para nada complicado, de hecho lo hicimos las cuatro personas del curso compartiendo conocimientos :D

 

bucear-Koh-Tao-2.jpg

Las inmersiones son totalmente guiadas por el instructor, que dirigirá al grupo e indicará cuándo debemos practicar los ejercicios que nos ha enseñado (la mayoría son casos de situaciones de emergencia y de cómo actuar en esas circunstancias) o dónde tenemos que mirar para ver algún especimen de la fauna local. En Koh Tao encontramos muchos lugares de inmersión de distintos niveles de dificultad en función de cada grupo. Nosotros estuvimos en Japanese Garden, Twin Peaks, Hin Pee Wee y Three Rocks. También hay que tener especial cuidado con el equipo, de forma que corre por nuestra cuenta verificar el perfecto funcionamiento de todo el material.

 

Koh-Tao-Zonas-submarinismo.jpg

 

CONSEJOS GENERALES PARA CONTRATAR UN CURSO DE BUCEO EN KOH TAO

• Los cursos de buceo son muy baratos en Koh Tao debido a la alta densidad de escuelas en la isla. El precio es aproximadamente la mitad de lo que costaría en España y en un entorno paradisíaco, aguas calientes y poca corriente. Nuestro curso costó 7500 baht por cabeza.
• Se puede hacer perfectamente en 3 días y sin necesidad de perder mucho tiempo estudiando la teoría porque el examen es sencillo.
Si llueve (bastante probable según la época del año), el día se aprovecha mejor bajo el agua que en una playa mojada y sin sol.
Intentad evitar la luna llena. Al parecer durante los días de luna llena, las algas y demás vegetación marina tienen más actividad y el agua se llena de partículas y se pone de un color verdoso… Cuanto más azul este el agua desde la superficie, mejor visibilidad bajo ella.
No te preocupes si te haces alguna pequeña herida al tocar una roca o el fondo marino, es normal. Asegúrate de desinfectarla al salir del agua (¡el betadine es internacional!) y al cabo de unos días se curará. Ten en cuenta que al estar el agua del mar tan caliente es un caldo de cultivo de bacterias, así que intenta limpiar la herida siempre que salgas del mar – efectivamente, el agua del mar en Tailandia no cura :(
Diviértete y relájate, cuanto más tranquilo estés bajo el agua más disfrutaras y más animales veras. La experiencia puede ser maravillosa o muy estresante, ¡todo depende de ti!

 

bucear-Koh-Tao-3.jpg

 

QUÉ VER Y QUÉ HACER EN KOH TAO ADEMÁS DE BUCEAR

Aparte del submarinismo hay otras cosas que se pueden hacer en la isla de Koh Tao. Tumbarte al sol en la playa o salir de fiesta durante una full moon party son algunas de las opciones.

Pero si realmente quieres conocer todos los rincones de la isla, puedes alquilar un quad – por 600 baht puedes alquilar uno grande, caben dos personas y podrás recorrer toda la isla sin problemas y más fácilmente que en una moto. ¡Cuidado! Porque hay zonas que incluso con el quad pueden resultar de difícil acceso. En un día da tiempo de visitar la mayoría de las playas (Aow Leuk, Tanote y Hin Wong), así como alcanzar el Mango Viewpoint, el punto más alto de la isla.

 

Koh-Tao-Sairee-Beach-1.jpg

 Aow-Leuk-Koh-Tao.jpg

 Koh-Tao-2.jpg

 Mango-Viewpoint-Koh-Tao.jpg

 

DÓNDE DORMIR Y COMER EN KOH TAO

La zona de Sairee y Mae Haad está llena de lugares de comida, bares, tiendas de submarinismo, resorts y hostales. En los alrededores de “Pura Vida” tenemos varias opciones muy cercanas para alojarnos, Mr. J’s, Tommy Resort y el Queen Resort. En este último nos alojamos las dos noches, en una casita con vistas a la playa por 600 baht la noche. En la escuela también te ofrecen alojamiento básico algo más barato, pero ellos mismos te recomiendan que preguntes en alguno de los hostales cercanos porque son igualmente baratos.

 

Queen-Resort-Koh-Tao.jpg

Otra de las cosas que más disfrutamos en Koh Tao fueron sus bares y restaurantes, ¡estar todo el día a remojo te deja hambriento! Estos son los sitios donde comimos/cenamos:

Café del Sol: Un lugar muy céntrico en la zona de Mae Haad, cerca del puerto, donde podrás comer pizzas o bocadillos hechos con pan casero. Precios normales.
Yang: En la parte alta de Mae Haad esta este restaurante de comida tailandesa, recomendado por la gente de la escuela, con muy buena relación calidad-precio.

 

comer-Koh-Tao.jpg

Pranee’s Kitchen: Ya casi fuera de la zona de Mae Haad, haciendo esquina con la playa, tenemos este edificio de madera, con comida oriental y occidental y unos ricos batidos de frutas a buen precio.
La Dolce Vita: En la misma calle que el Café del Sol, un poco más arriba, se encuentra este restaurante italiano llevado por auténticos italianos. Comida buena, precio normal.
BBQ Menu: En la parte alta de Mae Haad, al lado de la gasolinera tenemos un restaurante al aire libre que lo único que ofrece son barbacoas. Se tratan de unas minis barbacoas donde podrás freír carne, pescado, marisco, verduras y, lo mejor de todo, después podrás tomarte una deliciosa sopa que se habrá estado cociendo en los laterales de la barbacoa. ¡Delicioso! ¡Y únicamente por 210 baht para dos personas! Sin duda alguna una de las mejores cenas de todo el viaje.

 

comer-Koh-Tao-3.jpg

 comer-Koh-Tao-2.jpg

AVENTURAS SUBMARINAS – ¿PURA VIDA O PURA MUERTE? :D

Nuestro curso de submarinismo no fue un camino de rosas… Cuando llegamos a Koh Tao (sobre las 10:30) nos dirigimos rápidamente a la escuela de Pura Vida donde ya nos estaban esperando.

Habíamos negociado hacer un curso de 4 días en 3 días y… ¡Llegábamos 2 horas y media tarde! Creíamos que nuestro curso pendía de un hilo. Ya habíamos avisado que llegaríamos tarde así que lo único que quedaba era ir a la escuela y ver qué pasaba…

 

Koh-Tao-Sairee-Beach-4.jpg

Al llegar, Óscar nos dijo: ¡bienvenidos a Tailandia, los trenes nunca llegan puntuales! Y no puso ninguna otra pega, únicamente se quejó de los mil mails que había tenido que contestar :D Respiramos aliviados y el curso de submarinismo comenzó. También conocimos a nuestro instructor, Gorka, y a nuestros dos compañeros de curso, Bea y Carlos.

Después de comer fuimos con nuestros equipos directamente a la playa, donde comenzamos los ejercicios de práctica. Mi torpeza dentro del agua quedó patente y al terminar la sesión salí sangrando por varias heridas que me había hecho con las piedras. En particular me hice un corte bastante feo en la mano que habría que desinfectar, nada que no curase unas gasas y Betadine.

 

Hin-Wong-Koh-Tao.jpg

El segundo día comenzaban las inmersiones en alta mar, así que por la tarde nos dirigimos hacia “Japanese Garden” en una barca de pescadores. El tiempo ese día era horrible, y en cuanto zarpamos empezó a llover y a levantarse un oleaje tremendo – comencé a preguntarme por qué estaba en alta mar durante la tormenta perfecta y encima por voluntad propia.

 

bucear-Koh-Tao-1.jpg

 bucear-Koh-Tao-4.jpg

Cuando llegamos al punto de inmersión, Gorka nos dijo que saltáramos al agua sin equipo y diésemos dos vueltas al barco para demostrar que sabíamos nadar. Con las olas y la corriente que había, a la media vuelta ya no podía casi ni nadar del cansancio. Por suerte Gorka se apiadó de nosotros y poco después de dar una vuelta entera dio por finalizado el entrenamiento militar. Hicimos la primera inmersión sin pena ni gloria – el oleaje te empujaba constantemente – y Bea se agobió y tuvo que salir fuera. Una vez en el barco, la pobre chica vomitó todo lo que tenía y dijo que no quería volver a bajar… Mientras Gorka la convencía yo también eché la papilla por la borda, ¡y es que el barco no paraba de moverse! La siguiente inmersión la hicimos el resto, sin Bea, que decía no encontrase bien…

El tercer y último día empezaba zarpando del puerto temprano. El tiempo había despejado y Bea decidió recuperar la segunda práctica y unirse al resto en las siguientes inmersiones. Aunque la visibilidad no fue gran cosa tampoco, no hubo mayores pormenores (salvando mi incapacidad de entender ningún signo con las manos bajo el agua). Después de comer hicimos el examen teórico y recibimos nuestro título SSI. Teníamos pensado abandonar la isla esa misma noche así que durante la tarde nos dedicamos a relajarnos paseando por la playa, tomando ricos batidos de frutas…

 

Koh-Tao.jpg

 

¿Quieres seguir viajando por Tailandia? ¡¡Échale un ojo a los otros posts que tenemos sobre el país!!

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...