Qué ver y hacer en Región de Murcia. Los mejores planes para este otoño

 

La Región de Murcia es una aliada perfecta para ir de viaje en cualquier época del año por el clima suave que la caracteriza y los escasos días de lluvia, que hacen de ella el lugar de vacaciones soñado por cualquiera. Sin embargo, son los meses de primavera y otoño los que traen consigo una Región de Murcia más tranquila y sosegada, más relajada del boom turístico del verano y con temperaturas templadas que permiten realizar infinidad de actividades más allá de disfrutar de sus espectaculares playas.

¿Y por qué decimos esto? Porque aunque seas un loco enamorado de las playas de la Costa Cálida, Región de Murcia tiene mucho más que ofrecer, muchos lugares que visitar, ya que concentra en un área relativamente pequeña multitud de retales de nuestra historia, cultura y gastronomía, acompañados por paisajes que sin duda no te dejarán indiferente.

Así pues, si dispones de unos días para hacer una escapada por España ahora que se acerca el otoño, es el momento perfecto para hacer un viaje a la Comunidad de Murcia y dejarte sorprender. Que si todos dicen que Murcia es hermosa… ¡por algo será!

Cabo de Palos, Murcia

Otoño en Región de Murcia: Qué visitar: La ruta de las ciudades

Porque el otoño es una estación ideal para hacer  una ruta cultural por las ciudades y descubrir los vestigios que ha dejado el paso de la historia, te recomendamos un recorrido por las ciudades y pueblos más relevantes de la Región de Murcia:

  • Murcia: Porque no se puede visitar Región de Murcia y no hacer una parada en su capital. Murcia ciudad, a orillas del río Segura y fundada durante el dominio musulmán en la península ibérica, es un rincón multicultural y lleno de vida. No te pierdas la plaza del Cardenal Belluga, donde se encuentran el Edificio Moneo, el Palacio Episcopal y la Catedral de Santa María, construida sobre una antigua mezquita y con más de 600 años de historia en su haber. Además, como dato curioso, el corazón de Alfonso X El Sabio se encuentra en una urna junto al altar mayor.

Si te gustan los museos no te pierdas el Museo de Santa Clara, donde se muestra una excepcional colección de arte islámico y el Museo Salzillo, donde contemplar las obras del imaginero murciano.  Además, es obligatorio callejear por Trapería y Platería, o entrar al emblemático edificio del Casino, sin dejar de lado el mirador Quitapesares, donde se ofrecen las mejores vistas de la ciudad.

  • Cartagena: Cartagena y sus más de 3000 años de historia hablan por sí solos. El Patrimonio Cultural de esta ciudad es excepcional, aunque sin duda, el plato fuerte de una visita a Cartagena es el Teatro Romano, descubierto en 1990. El edificio del museo es una joya de Moneo conformado no sólo por el Teatro Romano, sino también por el palacio de Pascual de Riquelme y la catedral de Santa María la Vieja.

Si tienes oportunidad, haz una escapada a Cabo de Palos, pues bien merece una visita, tanto los alrededores del cabo en sí, donde está el faro, como el encantador pueblo y del que hay que destacar el Paseo de la Barra y sus escaleritas que llevan directas al mar. 

Además, es una zona excepcional para la práctica de buceo. Prueba de ello es que cuenta con la reserva marina de Cabo de Palos e Islas Hormigas, un espacio natural submarino protegido que destaca por su diversidad biológica y el buen estado de conservación de sus fondos.

  • Caravaca de la CruzConstruida en torno a un castillo templario del siglo XV, la ciudad de Caravaca de la Cruz ha sido un crisol de culturas​ a lo largo de la historia. Hay ya testimonio de asentamientos en la zona de la época paleolítica, con importantes yacimientos arqueológicos. Uno de los hechos más destacables sobre Caravaca es que desde el año 1998 es ciudad jubilar, que solamente ostentan otras 4 ciudades en el mundo, como Santiago de Compostela.

A un par de kilómetros de Caravaca se encuentran las Fuentes del Marqués, uno de los lugares con más encanto de los alrededores y con un centro de interpretación situado en un antiguo Torreón Templario.

  • Lorca: Conocida como la Ciudad del Sol, de los Cien Escudos o de los Cien Nombres, Lorca es una parada imprescindible en un viaje por Región de Murcia. Entre las cosas que ver y hacer destacan la visita a la Fortaleza del Sol, un impactante castillo medieval, la posibilidad de recorrer parte de lo que era la Vía Augusta (que interconectada Hispania y Roma) y el Parque Arqueológico de la Judería (donde se encuentra la única sinagoga de España que no fue reconvertida en iglesia bajo el dominio cristiano).

Las playas escondidas y tranquilas de Lorca, de las que se puede seguir disfrutando en otoño, son otro reclamo más para visitar la ciudad.

Otoño en Región de Murcia: Qué ver y hacer. Planes de naturaleza

La Región de Murcia tiene más de 300 días de sol al año por lo que, aunque hagas tu viaje en otoño, el clima será ideal para hacer rutas de senderismo y descubrir los paisajes que guarda esta tierra. ¿Qué cosas se pueden ver y hacer? ¡Te cuento!

Si eres de los que disfruta de las rutas de trekking, aquí encontrarás más de 100 rutas cortas y 9 senderos de gran recorrido. También hay rutas muy recomendables para hacer en bicicleta y otras que incluso se pueden seguir en etapas con el coche.

En la web oficial de turismo de Región de Murcia tienes detalladas todas las rutas que puedes hacer divididas por categorías, para que escojas la/s que más te guste/n.

¿No te decides y buscas recomendaciones? ¿Cuáles son las mejores rutas de senderismo en Región de Murcia?

Pues aquí te dejamos nuestra ruta favorita de cada tipo:

  • RUTA RECOMENDADA DE SENDERISMO: Vía Verde del Noroeste, que va desde Murcia hasta Caravaca de la Cruz y se puede hacer en 4 días con tranquilidad. Esta ruta es el encuentro perfecto entre naturaleza, historia y turismo activo.
  • RUTA RECOMENDADA EN COCHE: Ruta del Valle de Ricote o Valle Morisco (último reducto de los árabes en España), que va desde Archena hasta Cieza. Una ruta que discurre entre palmerales, cañones como el de Almadenes, yacimientos arqueológicos y casas solariegas.

Otoño en Región de Murcia: Qué ver y hacer. Momentos de relax y bienestar

 

Si de algo puede presumir la Región de Murcia es de la amplia oferta de la que dispone de espacios de bienestar para encontrar momentos de relax.

Archena es famosa por la calidad de sus baños termales, que datan de la época romana. Este complejo está considerado una de las mejores estaciones termales de España y es una apuesta segura si buscas relajarte. También con origen romano, está el balnerario de Leana en Fortuna, conocido por el poder curativo de sus aguas.

Por estar bañada por el mar, Región de Murcia cuenta también con centros de talasoterapia, entre los que destacan los centros de Talasoterapia del Mar Menor, donde podrás, además, recibir tratamientos personalizados de hidroterapia, aeroterapia o helioterapia. Vamos, de esos momentos de felicidad que uno no quiere que terminen.

Otoño en Región de Murcia: Qué ver y hacer. Placeres para el paladar

 

Si eres de esas personas para las cuales la gastronomía es un reclamo más a la hora de viajar, estás de suerte, pues la riqueza de la huerta murciana trae platos sencillos pero muy sabrosos que harán las delicias de cualquiera. El pisto, la ensalada murciana, el arroz con verduras o el pastel de carne son algunos de los reclamos más populares de la gastronomía murciana. Pero además, tienes que probar el zarangollo (un plato elaborado con calabacines y cebolla fritos a fuego lento y a los que se les añade huevos posteriormente).

Otros platos tradicionales son el caldero (arroz con caldo de pescado) y los pescados y salazones en las zonas de costa, sin dejar de lado platos de carnes riquísimas como cordero asado o el conejo al cabañil. Las migas, para los días de lluvia, los exquisitos guisos y los variados arroces no son más que algunos ejemplos del amplio abanico de platos que podrás disfrutar en Región de Murcia.

Además, la Región de Murcia cuenta con 3 denominaciones de origen vinícolas (Bullas, Jumilla y Yecla) y una cultura del vino que se remonta a la época de los íberos y los romanos. Cada una de las D.O. ofrece una ruta del vino certificada diferente para aquellos que disfrutan con el enoturismo, y que no sólo llevan al viajero entre viñedos sino que le acercan también al patrimonio cultural de cada comarca. Como dato, durante el mes de noviembre se celebran las Jornadas Gastromónicas de Jumilla, donde los restaurantes, y bodegas ofrecen un amplio abanico de tapas y menús tradicionales, inspirados en sabores murcianos y acompañados con los vinos de la Denominación de Origen Jumilla.

 

Como ves, la Región de Murcia puede dar mucho de sí y hay multitud de cosas que ver y hacer. ¡Es el momento de visitarla y descubrirla! Prueba un viaje en otoño y, ¿por qué no? Repite en primavera.

 

[CRÉDITOS FOTOS]

Como ya hace un tiempo que visité la Región de Murcia y las fotos no eran de buena calidad, aquí dejo las referencias de autoría de las que aparecen en el artículo:

[1] Portada [2] Cabo de Palos [3] Cartagena [4, 5 y 6] Snorkel, senderismo y enoturismo (cedidas por el Instituto de Turismo de la Región de Murcia)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...