PUNO: ISLAS DE LOS UROS Y TAQUILE A ORILLAS DEL TITICACA

Para llegar a Puno desde Chivay (aquí puedes leer el artículo sobre el Cañón del Colca), teníamos la opción de tomar un autobús directo por 25 USD o bien hacer varios cambios y llegar de forma más barata, que fue la opción que escogimos.

  • Primero tomamos el autobús de Chivay a Cañahuas por 15 soles con la empresa Los Caminos del Inca y que tarda alrededor de una hora. Una vez en Cañahuas, nos quedamos en el medio de una carretera donde pasan buses hacia Puno y Juliaca y hay que hacer señas a uno de ellos para que te recojan.
  • Desde Cañahuas a Juliaca fuimos con la empresa Flores, en un trayecto de 3 horas que nos costó 10 soles.
  • Desde Juliaca seguimos hasta Puno (1 hora más) con la empresa Alas del Sur y un precio de 4 soles.

Si ves que te vas a agobiar por cambios de autobuses y esperas es mejor que tomes el autobús directo, pero recuerda que te perderás parte de la diversión. Además, ¿qué puede pasar? En cualquier caso, llevando uno de los múltiples seguros de viaje que hay en el mercado todo se soluciona, ¿no?

Visitar Puno: Los Uros y Taquiles

Al llegar a Puno podéis coger un taxi a la Plaza de Armas (4 soles) y desde allí moveros ya a donde necesitéis. Nosotros lo primero que hicimos fue comer por allí cerca y después recorrer unas cuantas agencias por los alrededores hasta encontrar la mejor oferta para el Tour de Los Uros y Taquile. Al final encontramos una buena opción, que por 40 soles nos llevaba a Los Uros y después a Taquile en un recorrido de un día con las entradas a las islas incluidas y también la comida.

Visitar Puno: Los Uros y Taquiles

Atardecer en el Titicaca

Visitar Puno: Los Uros y Taquiles

Si bien el entorno de Puno, al lado del Lago Titicaca, es inmejorable, la ciudad en sí nos pareció bastante fea a excepción del Malecón y la zona del puerto, así que nos fuimos a descansar a nuestro hotel Casa Andina Private Collection Puno, donde al igual que en Lima y Arequipa quedamos encantados por tener la oportunidad de probar sus diferentes hoteles.

El hotel está situado en las afueras de la ciudad, cerca de la isla Esteves, y las vistas son inmejorables, al lado del Titicaca, con un muelle donde se puede disfrutar de la puesta del sol sobre el lago navegable más alto del mundo. Las habitaciones son amplias, con terracita y vistas al lago, decoradas con detalla y muy bien aprovisionadas.

Justo al salir del hotel por la parte de atrás, al estar al lado mismo del lago, parece que estuvieses en un pueblecito perdido, con ovejas y todo.

Reservar en Casa Andina Puno

Visitar Puno: Los Uros y Taquiles Visitar Puno: Los Uros y Taquiles

 

 

TOUR DE UN DÍA A LOS UROS Y TAQUILE

Al día siguiente nos levantamos muy temprano y después de un magnífico desayuno (ay, benditos desayunos), tomamos un colectivo (son furgonetas compartidas) que por 0,60 soles por persona nos dejaría muy cerca del puerto.

A eso de las 7:00 salimos hacia Los Uros, un conjunto de unas 80 islas flotantes artificiales construidas por las familias que allí viven y que forman una comunidad de más de 2000 personas. Tanto las islas como las casas están construidas a base de totora, un junco que se da muy bien en el lago y al que dan múltiples usos, incluso como alimento.

Visitar Puno: Los Uros y Taquiles Visitar Puno: Los Uros y Taquiles

El origen de estas islas es pre-inca, cuando estos pueblos escaparon para no ser conquistados y se echaron a navegar el lago. Al principio su hogar eran sus barcas (que aún siguen construyendo de forma artesanal) y éstas evolucionaron hasta llegar a ser las islas flotantes que son hoy en día.

Cuando llegas a una de las islas, uno no sabe qué pensar. Ellos no ocultan que gran parte de sus ingresos provienen actualmente del turismo, sin embargo es raro verles tan rudimentarios en algunos aspectos, cocinando con ollas sobre el suelo directamente, y luego encontrarse con que tienen paneles solares y teléfonos móviles. Es la inevitable evolución que se ha dado debido al crecimiento turístico.

Como turista, uno quiere creer que viven anclados en el pasado. Como personas, ellos tienen tanto derecho como los demás a evolucionar… El eterno dilema de dónde acaba la realidad de un pueblo y empieza la ficción… Incluso los trabajos de artesanía que venden no son tradicionales en absoluto, pues no son un pueblo que se dedicase a ello, sino que les han sido enseñados como un modo para aumentar sus ganancias.

Circo o no, no deja de ser curiosa su forma de vida, aunque personalmente creo que no repetiría esta visita.

Visitar Puno: Los Uros y Taquiles Visitar Puno: Los Uros y Taquiles Visitar Puno: Los Uros y Taquiles

La isla de Taquile, a 2 horas en barco de Los Uros, me sorprendió gratamente. A pesar de que también es una isla que tal vez haya perdido parte de su identidad debido al turismo, ésta da la sensación de mayor autenticidad. Al llegar al puerto hay que subir una cuesta infernal hasta lo alto de la montaña, donde se encuentra el pueblo principal. Desde allí las vistas del lago son una maravilla.

Las tradiciones de la gente de la isla, de origen inca, son cuando menos, curiosas. Los hombres solteros llevan un gorro de lana de colores blanco y rojo. Cuando los niños son pequeños ellos mismos se tejen sus propios gorros y no son sus madres quienes lo hacen.

Visitar Puno: Los Uros y Taquiles Visitar Puno: Los Uros y Taquiles

Por su parte, los casados llevan un gorro multicolor y un bolsito con hojas de coca que se intercambian mutuamente cuando saludan a otros casados. Además de esto, los hombres casados llevan un fajín que consiste en dos partes: la primera, hilada por su mujer y otra segunda, más rudimentaria, tejida por el propio hombre mezclando lana de oveja y pelo de su futura esposa que va guardando a lo largo del noviazgo. Cuando se casan, después de 2 ó 3 años de relación, ambas partes del fajín se unen a modo simbólico.

Las mujeres llevan unos mantos negros (chucos) que tienen unos pompones en los extremos que aumentan o disminuyen su tamaño conforme al momento de la vida que estén viviendo.

Visitar Puno: Los Uros y Taquiles

Visitar Puno: Los Uros y Taquiles

Si me preguntasen ahora mismo si visitar Puno merece la pena, la verdad es que no termino de decidir si mi respuesta es un sí o un no, pero en cualquier caso, fue una experiencia estar al lado del Titicaca y descubrir las tradiciones culturales de la gente de la zona.

¿Quieres más información para preparar tu viaje a Perú? Pues en este enlace tienes todos nuestros artículos sobre el país

 

Visitar Puno: Los Uros y Taquiles

Nota: Este post tiene contenido publicitario, pero las experiencias son propias y no han sido coaccionadas en modo alguno. Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace yo recibiré una comisión, pero el uso de este enlace no incrementa el precio final para ti

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...