Conocida como la Edimburgo del Sur, la ciudad de Dunedin es la segunda más grande de la isla Sur de Nueva Zelanda y nos sorprendió gratamente tanto ella como los lugares que la rodean. La herencia escocesa de la ciudad – el nombre proviene del antiguo termino gaélico para Edimburgo y muchas de sus calles llevan el mismo nombre que calles de allí – se hace notar tanto en la arquitectura como en el ambiente que se respira, alejado de la sensación USA que se percibe en el resto del país.

Y es que Dunedin resulta ser una agradable ciudad universitaria donde podemos pasar un par de días mientras aprovechamos para explorar la cercana península de Otago.

Qué hacer y qué ver en Dunedin y alrededores

Ruta turística por Dunedin:

Aunque la ciudad no tenga muchos monumentos, sí conserva interesantes edificios de estilo victoriano, lo que hace que dar una vuelta por el centro bien merezca la pena. El centro de la ciudad es la plaza octogonal conocida como The Octagon, presidida por la estatua del poeta escoces Robert Burns, la Catedral de Saint Paul y el edificio de estilo victoriano que acoge al ayuntamiento.

nueva-zelanda-dunedin-peninsula-otago-unaideaunviaje-01

En la calle que sale hacia el sur de la plaza, Princes Street, se encuentra el i-Site (oficina de información turística) y es un buen punto de partida para una pequeña ruta turística por la ciudad durante una mañana/tarde. Continuando por Princes Street, llegamos a la zona de The Exchange, antiguo centro financiero de la ciudad y donde podemos ver una buena mezcla de edificios modernos con otros de finales del siglo XIX (como el del “Bank of New Zealand”).

nueva-zelanda-dunedin-peninsula-otago-unaideaunviaje-02 nueva-zelanda-dunedin-peninsula-otago-unaideaunviaje-03

Al llegar a John Wickliffe Plaza (fácilmente reconocible por el monumento a Cargill, uno de los fundadores de la ciudad), podemos girar hacia la izquierda por la calle Rattray y continuar hasta llegar a los Queens Gardens. Desde allí seguimos hacia el norte por Castle Street hasta llegar a la Estación de Tren de Dunedin, un curioso edificio de estilo victoriano con el interior decorado con vidrieras y con torre del reloj incluida.

nueva-zelanda-dunedin-peninsula-otago-unaideaunviaje-04

Para completar el paseo, podemos subir por Stuart Street y girar a la izquierda antes de llegar a The Octagon para visitar la cercana First Church of Otago, una iglesia de estilo gótico-anglosajón de mediados del siglo XIX que parece sacada de algún pueblecito de la campiña inglesa.

Alejada del centro, al norte por George Street (merece la pena ir en coche), se encuentra Baldwin Street, que tiene el record Guiness de ser la calle más empinada del hemisferio Sur. Vale la pena el esfuerzo de subir hasta el final para poder ver la considerable pendiente que tiene la calle (aunque alguno por aquí decía que en Vigo las hay más empinadas) y hacer algunas fotos donde no se sabe exactamente qué es lo que esta vertical y que no :D

nueva-zelanda-dunedin-peninsula-otago-unaideaunviaje-05 nueva-zelanda-dunedin-peninsula-otago-unaideaunviaje-14 nueva-zelanda-dunedin-peninsula-otago-unaideaunviaje-15

Ruta de arte callejero – street art- en Dunedin:

Dunedin ha sido siempre un referente en lo que a arte en Nueva Zelanda se refiere – fue aquí donde se abrió la primera galería de arte del país – y tiene numerosas paredes de edificios ocupadas por arte urbano. Cuando la amable señora del i-Site nos propuso realizar una ruta por la ciudad visitando las principales obras de street art, no nos lo pensamos y decidimos unirlo a las visitas que pensábamos realizar ese día.

nueva-zelanda-dunedin-peninsula-otago-unaideaunviaje-06

A lo largo de la ruta nos encontraremos con graffitis realizados por artistas de todo el mundo y de muy variada temática, algunos con una clara crítica social y otros simplemente representando bonitas escenas fantásticas o cotidianas. Los edificios donde se encuentran las pinturas son igualmente diversos, pasando por edificios de viviendas en proceso de rehabilitación, naves industriales y locales comerciales. ¡Al parecer este movimiento se encuentra en pleno apogeo y ya hay nuevos graffitis desde que nosotros estuvimos!

nueva-zelanda-dunedin-peninsula-otago-unaideaunviaje-08

La mayoría de este arte urbano se encuentra hacia el sur de The Octagon a ambos lados de Princes Street, aunque algunos graffitis quedan alrededor de la plaza. Lo mejor es pedir el plano en el i-Site para tener localizados los sitios (algunos se encuentran en callejones o son difíciles de encontrar).

El paseo durará algo más de una hora y media, y se puede combinar fácilmente con la ruta turística “clásica”, aunque supondrá una forma bien distinta de descubrir la ciudad.

nueva-zelanda-dunedin-peninsula-otago-unaideaunviaje-07 nueva-zelanda-dunedin-peninsula-otago-unaideaunviaje-16

Alrededores de Dunedin: Península de Otago:

Uno de los motivos principales para visitar Dunedin es poder aventurarnos en la cercana Península de Otago. Esta península está formada por ondulantes colinas donde pastan las ovejas (¡muchísimas ovejas!), playas desiertas donde campan a sus anchas los leones marinos y zonas de abruptos acantilados donde anidan los albatros.

nueva-zelanda-dunedin-peninsula-otago-unaideaunviaje-12

Sería un lugar maravilloso si no fuese por una cosa… ¡el incesante azote del viento! ¡Sopla tan fuerte que los arboles crecen de lado! Así que hay que abrigarse bien antes de explorar la península.

nueva-zelanda-dunedin-peninsula-otago-unaideaunviaje-11

¡OJO al árbol torcido por el viento!

Un buen lugar para comenzar es el pequeño pueblo de Portobello, en el centro de la península. Este pueblecito constituye el lugar de encrucijada de donde salen las carreteras hacia las diversas partes de la península y además podemos comprar algunas provisiones o buscar un sitio para comer (había algunas cafeterías/restaurantes). Hay que tener cuidado conduciendo por allí, las carreteras no son especialmente buenas, y muchas de ellas discurren a ras del agua.

nueva-zelanda-dunedin-peninsula-otago-unaideaunviaje-17

nueva-zelanda-dunedin-peninsula-otago-unaideaunviaje-09

El día que pasamos en la península de Otago pudimos visitar los siguientes lugares:

  • Allan’s Beach: Una playa desierta donde dormía plácidamente un león marino y a la cual se accede cruzando varios campos vallados (no hay problema en cruzar por los pasos habilitados mientras no nos salgamos del camino)

nueva-zelanda-dunedin-peninsula-otago-unaideaunviaje-10

  • Sandymount Track: Teníamos intención de realizar esta caminata de una hora que pasa por The Chasms y Lover’s Leap, sin embargo finalmente no lo hicimos porque el tiempo había empeorado bastante… Lo que si conseguimos fueron unas magníficas vistas del área circundante, incluida Allan’s Beach.

nueva-zelanda-dunedin-peninsula-otago-unaideaunviaje-18

  • Sandfly Beach: En esta playa esperábamos poder ver a los pingüinos de ojos amarillos, nos dijeron que después de la hora de comer – a partir de las 16:00h – comenzaban a regresar del mar, así que allí que fuimos. El nombre está muy bien elegido debido a las tremendas tormentas de arena que se levantan en esta playa. Se deja el coche en la cima del acantilado y hay que descender a la playa por una montaña de arena acumulada por el viento. Al final de la playa se encuentra una cabaña a modo de observatorio de animales. Por desgracia no pudimos ver ningún pingüino…

nueva-zelanda-dunedin-peninsula-otago-unaideaunviaje-19 nueva-zelanda-dunedin-peninsula-otago-unaideaunviaje-20

  • Pilots Beach: Una pequeña cala al final de la península, cercana al Royal Albatross Centre. Este es el lugar donde antiguamente se podían observar a los pequeños pingüinos azules cuando regresaban del mar al atardecer (hay hasta un anfiteatro preparado y todo). Sin embargo, según nos explicó una ranger, la cantidad de turistas que venían cada día a verlos empezó a asustarlos y dejaron de venir a esta playa. Ahora habitan en otra cala, dentro de la reserva y a la que únicamente se puede acceder con tour organizado (25$ por persona). Como no nos apetecía pagar por verlos decidimos no hacerlo y nos fuimos al acantilado cercano a ver como se hacía de noche.
nueva-zelanda-dunedin-peninsula-otago-unaideaunviaje-22

Ésta es la cara que se te queda cuando sólo ves los pingüinos de mentira…

nueva-zelanda-dunedin-peninsula-otago-unaideaunviaje-21

 

¿Quieres leer más sobre la ruta de 20 días por Nueva Zelanda?

Haz click aquí para ver todos los artículos

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...